sábado. 24.07.2021 |
El tiempo
sábado. 24.07.2021
El tiempo

Un niño sufrió un atropello en una zona peatonal

ELP3105P5F2.JPG
ELP3105P5F2.JPG

El atropello a un niño de seis años en la Praza de Campo Castelo, en plena zona peatonal del casco histórico, marcó ayer el inicio de una jornada plagada de atropellos y accidentes de tráfico.

El atropello de un pequeño en el casco histórico se produjo a las 13.30 horas. El niño salía corriendo de un bar y en ese momento fue alcanzado por un vehículo que circulaba por la zona. El turismo, con placas 3701-CGF, tenía autorización para acceso a garaje y, por tanto, podía circular por la zona peatonal, según certificó la Policía Local.

Hasta Campo Castelo se desplazó una ambulancia para atender al niño, que se resentía especialmente de una pierna. Sin embargo, no hubo que lamentar heridas importantes, según el informe policial.

Poco después de ese suceso, a las 13,45 horas, se produjo un nuevo atropello en Ramón Ferreiro. La víctima fue un vecino de Lugo de 29 años, V.D.P., que recibió un fuerte golpe en el costado y fue trasladado al Hula.

El hombre fue alcanzado por el vehículo con placas M-5774-KY, conducido por J.V.V., un vecino de Lugo de 43 años cuando atravesaba un paso de peatones situado justo en la confluencia de la Avenida de Ramón Ferreiro con la Praza de Fonte do Rei.

Durante la jornada aún se produjo un tercer atropello, en el que resultó lesionado un ciclista. El suceso se produjo en la Avenida Breogán sobre las 17.15 horas, cuando J.A.R., de 47 años circulaba en su bicicleta y fue alcanzado por el automóvil con placas 6457-BNB, cuyo conductor giraba a la izquierda para dirigirse hacia Lamas de Prado.

El herido se encontraba ayer grave, según informó la Policía Local, y fue evacuado a la clínica Nosa Señora dos Ollos Grandes con conmoción y posibles fracturas. El hombre ingresó en observación.

Un siniestro espectacular, aunque sin consecuencias, ya que no hubo heridos, se produjo sobre las 15.40 horas en la N-VI, cuando un conductor se salió de la vía a la altura del enlace con Garabolos y acabó empotrándose contra las vallas de seguridad de la carretera.

La Guardia Civil no pudo informar de los motivos del siniestro, que causó gran expectación en la zona, debido a que la Dirección General de Tráfico ha decidido intentar evitar que trasciendan los accidentes de tráfico.

Por otro lado, a lo largo de la tarde se produjeron otros dos accidentes, sin heridos y con escasos daños materiales, en la Avenida de Ramón Ferreiro.

La Policía Local confirmó que el vehículo que alcanzó al menor tenía permiso para acceso a un garaje en el centro

Un niño sufrió un atropello en una zona peatonal
Comentarios