Un mes para ayudar a Saúl

Saúl, con sus padres (Foto: LUCÍA PERNAS)
photo_camera Saúl, con sus padres (Foto: LUCÍA PERNAS)

Saúl Cancio, un niño lucense de 6 años aquejado de una enfermedad rara que le impide andar, será el nuevo beneficiario de los cheques del banco de tapones de Lugo, que aportará 2.600 euros para ayudar al niño.  Gracias a la respuesta popular, canalizada a través del banco de tapones de Lugo y del encuentro solidario de fútbol sala entre Azkar Lugo y la selección de Japón del pasado domingo —el cual reportó otros 3.900 euros a la causa—, apenas un mes ha bastado para que la familia de Saúl haya conseguido el objetivo de reunir los 6.200 euros que cuesta el andador NF Walker, accesorio imprescindible para que el chaval alcance el suficiente grado de autonomía en su actividad cotidiana.

"Saúl nació con un retraso psicomotor que produce que sus músculos tengan muchísima espasticidad», explica Javier, su padre, acerca de un caso clínico especialmente complicado. «Ni siquiera tenemos un diagnóstico al que agarrarnos", comenta.

Más en Lugo Ciudad
Comentarios