Un científico taiwanés, que inventó un fármaco para el asma severa, visita el Hula

Tse Wen Chang. ep
photo_camera Tse Wen Chang. ep

Tse Wen Chang, un prestigioso científico taiwanés considerado una autoridad mundial en el desarrollo de nuevos medicamentos basados en la innovación farmacogenética y farmacogenómica en campos como a Alergología, Inmunología y Neumología participará el día 19 en una sesión clínica en el Lucus Augusti. Fue el propio doctor Chang el que, aprovechando una visita a Galicia, se interesó por acudir al Lucus Augusti, al conocer los estudios realizados por equipos del hospital lucense sobre el uso de su fármaco más conocido, el omalizumab.

La molécula, que patentó en 1987, supuso una mejora radical en el tratamiento de cierto tipo de asma alérgica de carácter severo. Estos pacientes no tenían hasta el momento un medicamento realmente efectivo, de forma que el uso del omalizumab enseguida se extendió en Estados Unidos y la Unión Europea como el tratamiento recomendado. Se calcula que más de 80.000 pacientes en todo el mundo se han beneficiado de ese fármaco, del que se dice que Chang comenzó a investigar debido a que él mismo sufría una fuerte rinitis alérgica.

Pese a que ese es su medicamento más conocido, el investigador taiwanés tiene registradas más de 50 patentes sólo en Estados Unidos, país al que se trasladó tras licenciarse en Química en la Universidad Nacional Tsing Hua de Taiwan para doctorarse en Biología Celular y del Desarrollo en la Universidad de Harvard. Después de trabajar para varias compañías, Chang fundó con una socia su propia farmacéutica en 1986. En su currículum explica que lo hizo desde cero, recaudando fondos, y formando y dirigiendo los grupos de Investigación y Desarrollo. La empresa salió a bolsa en el año 2000 y fue adquirida por Genentech en 2007, por 919 millones de dólares según diversas informaciones.

En el año 2000, siendo todavía consultor científico para Tanox, Chang regresó a Taiwan para presidir el Centro de Desarrollo de Biotecnología de Taipei. Es profesor en la universidad en la que estudió y, desde 2006, investigador destacado del Centro de Investigación Genómica de la Academia Sinica. Su área de trabajo investigador continua siendo el desarrollo de fármacos y de anticuerpos. Entre el larguísimo número de premios que tiene en su haber, se encuentra el reconocimiento de la Academia Americana de la Alergia, Asma e Inmunología. Ha publicado sus trabajos en las revistas científicas más prestigiosas.

En los últimos tiempos también ha trascendido a los medios el litigio que mantiene con Deutsche Bank, a quien ha demandado en Singapur por haberle recomendado invertir en un producto financiero que le ocasionó la pérdida de 49 millones de dólares.

Más en Lugo Ciudad
Comentarios