sábado. 04.04.2020 |
El tiempo
sábado. 04.04.2020
El tiempo

Tras los pasos del delincuente

Dos agentes de la unidad conducen a un preso en el juzgado. (Foto: Pepe Álvez)
Dos agentes de la unidad conducen a un preso en el juzgado. (Foto: Pepe Álvez)

La Policía Nacional de Lugo cuenta con un grupo específico de conducción y custodia que vigila de cerca cada movimiento de los presos y detenidos dentro de los edificios judiciales. La unidad nació hace medio año y realiza un centenar de servicios al mes

Aunque en ocasiones realizan labores de seguridad ciudadana, como cualquier otro agente, el trabajo diario del grupo de conduciones y custodias se centra en acompañar a los detenidos y presos durante su peregrinaje por los juzgados. La tarea puede parecer sencilla, pero los policías de esta unidad nunca bajan la guardia, ya que el mínimo descuido podría comprometer la seguridad en unos edificios por los pasan a diario cientos de personas.

Los agentes del grupo de custodia -que se creó hace medio año y está compuesto por seis policías: cinco hombres y una mujer- realizan una media de 95 servicios al mes, de los que más de la mitad (el 58%) son traslados de personas que han sido detenidas por el Cuerpo Nacional de Policía y que pasan a disposición del juez.

El 42% restante corresponde a custodias de presos que salen del centro penitenciario porque son llamados a declarar ante el juzgado instructor o porque están citados para un juicio, ya sea como acusados o como testigos. En estos casos, la Guardia Civil se encarga del traslado desde la prisión hasta los juzgados, pero dentro del edificio son responsabilidad de la Policía Nacional.

Consiga AQUÍ la información completa

Tras los pasos del delincuente
Comentarios