Trabajo en equipo para huir de una dirección presidencialista

Raúl Veiga se disputó la presidencia del Colegio de Arquitectos con Laura Prieto, que formaba parte de la anterior junta directiva. Veiga obtuvo el respaldo del 62% de los colegiados que acudieron a votar y cree que en el logro influyó el hecho de concurrir con un equipo de trabajo consolidado. Tanto él, como el secretario, José Luis Sanmiguel, y la tesorera, Celia Fajar, llevaban años trabajando juntos en la comisión de cultura del colegio.

De hecho, uno de los objetivos de Veiga es trasladar al colectivo el sistema de trabajo asambleario que llevaban a cabo en la comisión. «Queremos que cualquier decisión que se tome sea lo más consensuada, conocida y meditada por el resto de colegiados», afirma.

Y es que aunque las funciones de los colegios profesionales podrían cambiar en los próximos años, Veiga está convencido de que la organización va a seguir teniendo un papel importante. «A lo mejor desaparece la obligación del visado, pero significará agilidad y garantías», afirma.

Más en Lugo Ciudad
Comentarios