Roma desfila ante su muralla

Combate en Santa María, este sábado (Foto: XESÚS PONTE)
photo_camera Combate en Santa María, este sábado (Foto: XESÚS PONTE)

"En Lucus Augusti no hay esclavos, ni chorizos", proclamó el propietario de un tabernarium en Campo Castelo, que como todo el centro de la ciudad estaba abarrotado de patricios, legionarios y castrexos. La segunda aseveración es una cuestión que atañe aclarar a pretores y jurisconsultos, pero la abolición de la esclavitud es un hecho en el Arde Lucus, esa gran bacanal que sirve para rubricar la paz entre romanos y castrexos.

Ese espíritu de convivencia, sin vencedores ni vencidos, tiene su principal expresión en el castra de Lucus Augusti, situado en el carril de Os Fornos,ocupado por tres campamentos castrexos, dos romano castrexos y uno romano.

En esta segunda jornada del Arde Lucus faltaba un tercer elemento, los barrenderos, aunque poco a poco se fueron incorporando algunos voluntarios.

La acumulación de basura no impide vivir la fiesta por todo lo alto. La ciudad vive en un continuo bullicio, después de una intensa madrugada del sábado. Por eso, no extraña que gladiadores italianos hayan calificado el Arde Lucus como el festival romano "con mayor participación". Sus declaraciones, la crónica de ambiente y numerosas fotos integran el periódico de 32 páginas a todo color que El Progreso reparte de forma gratuita en la tarde de este sábado por esta Lucus Augusti del año MMXIV, o, dicho más propiamente, por las zonas en las que se desarrolla el Arde Lucus.

Este periódico vespertino fue una de las novedades de la edición de este año, aunque la principal fue el desfile de las asociaciones de recreación histórica por la Ronda da Muralla, una de las novedades de este año. La más que milenaria cerca vio pasar de nuevo a sus pies a romanos, gladiadores, castreños... Y los que quisieron más animación se fueron al circo, que volvió a registrar un lleno.

(Crónica completa, en el cuaderno de la edición impresa de este domingo)

Más en Lugo Ciudad
Comentarios