Orozco cree que su oferta a un expolicía fue solo ''desafortunada''

Orozco, ayer con Méndez y Álvarez. (Foto: Pepe Tejero)
photo_camera Orozco, ayer con Méndez y Álvarez. (Foto: Pepe Tejero)

«Teño que admitir que non estiven afortunado, porque as miñas palabras poden dar lugar a equívocos perversos. No que non hai equívoco, nin dúbida, é nos feitos: esa persoa non foi contratada polo Concello nin por ningunha empresa que traballe para o Concello. A min ninguén me vai convencer nunca para que cometa unha ilegalidade». De esta forma despachó ayer el alcalde, José López Orozco, sus explicaciones sobre la conversación grabada por el expolicía Camilo Bargueiras en la que le pide trabajo y él le habla de varias posibilidades en el Concello y en empresas concesionarias.

Tres días después de que se conociera la grabación, el alcalde compareció para dar explicaciones y admitió que en algún momento se le pasó por la cabeza dimitir. Dos días antes, su portavoz, Luis Álvarez, ya se había manifestado en el sentido de que era una grabación «malintencionada» que daba a entender hechos que no se produjeron, dijo, una idea en la que ayer profundizó el alcalde, que además anunció que sus abogados están estudiando la posibilidad de denunciar a Bargueiras. La que ya es segura es la denuncia contra José Luis Álvarez, el empresario asturiano que tras ser apartado de la empresa de la grúa acudió al juzgado a revelar todo tipo de irregularidades, entre ellas, que Orozco cobraba sobornos. «Porque iso tamén é mentira», afirmó. Y ya lo dio por acreditado. «Acreditárono todos os que pasaron polos xulgados, as miñas contas, que aportei voluntariamente, e tamén o fará a Interpol se é preciso. Pódeselle preguntar a Google e a canta axencia de viaxes se lles ocurra», afirmó en alusión a los últimos detalles conocidos del sumario judicial. La jueza pidió datos a Google a través de la Justicia de Estados Unidos del correo electrónico del alcalde y los investigadores cruzaron informaciones de viajes de distintas personas.

COMPARECENCIA
Arropado por Méndez y Álvarez

Orozco tardó en salir a dar explicaciones, pero se nota que los días que se tomó para prepararlas le sentaron bien, porque esta vez compareció más sereno que en otras ocasiones. A última hora de la mañana incluso se le vía relajado, pasado ya el trago de salir a explicar una conversación que pocas veces los ciudadanos tienen oportunidad de oír. 

Consiga AQUÍ la información completa

Más en Lugo Ciudad
Comentarios