Orozco apoya a Bao y descarta Eres a empleados del Concelo

El alcalde José López Orozco respaldó ayer las declaraciones de Antón Bao en las que aseguraba que el Concello no iba a aplicar «nin unha coma» de la reforma laboral, aunque matizó que cree que el primer teniente de alcalde se refería a que el gobierno local «non vai facer ningún Ere aos empleados públicos lucenses e vai respectar os seus dereitos laborais. É máis -añadió Orozco-, estamos nun proceso de funcionarización do personal laboral fixo».

El regidor respondía así a la pregunta lanzada por el portavoz del PP, Jaime Castiñeira, que tras calificar como «moi grave» que Bao llame a la insumisión de los ayuntamientos ante la reforma laboral, pidió a Orozco que aclarase si apoya estas declaraciones.

«Antón Bao non falou a título persoal, senón como tenente de alcalde e igual tamén se está a poñer atribucións que non ten», dijo el portavoz del PP en alusión al anuncio de que el Concello no asumirá la nueva normativa. Además, Castiñeira ironizó con la situación de crisis interna que viven los nacionalistas y consideró que «a maior insubmisión de Galicia é a que vive o BNG, partido do que todos están a escapar».

El popular también criticó que el pleno municipal «se está a convertir nun miniparlamento», en referencia a las iniciativas que presentan PSOE y Bloque sobre cuestiones no locales, al tiempo que se preguntó si los nacionalistas quieren convertir el Concello «nunha república independente».

Cumplir la ley

Jaime Castiñeira concluyó que las leyes, aunque no le gusten a Antón Bao, están para cumplirse. «Que opinaría o bigoberno se os lucenses se acollesen ás verbas literais do nacionalista e decidisen proclamarse insubmisos á hora de pagar os impostos que subiron, as multas ou as novas prazas da zona Ora que queren incrementar», comentó el popular, quien instó al alcalde «a poñer orde» en el gobierno local.

Más en Lugo Ciudad
Comentarios