jueves. 22.10.2020 |
El tiempo
jueves. 22.10.2020
El tiempo

¿Lujo asiático o una ganga?

La precampaña electoral de las municipales de 2011 va camino de convertirse en un nuevo episodio de acusaciones de despilfarro similar al protagonizado entre el PP y el gobierno bipartito durante las autonómicas de 2009.

Las críticas del grupo popular hacia lo que consideran una «mala gestión» del gobierno de Orozco y al «lujo asiático» que se permiten algunas concejalías encontró una dura réplica por parte del ejecutivo local, que las considera falsas.

La polémica se inició con las críticas de la edil Sofía López Linares y el candidato a la alcaldía Jaime Castiñeira por la adquisición de «un sofá de cuero» para el centro Maruja Mallo. El propio alcaldable popular aseguraba en un artículo en este mismo diario que «o alcalde socialista compra sillóns de coiro branco para adornar centros sociais mentres baixa as partidas de atención para os dependentes, para a igualdade, para a promoción social...», llegando a comparar la acción del gobierno de Orozco con el lujo de un Titanic a punto de hundirse.

Sin embargo, la responsable de bienestar social, Carmen Basadre, quiso responder a los populares asegurando que el «sofá de luxo, que primeiro dixeron que era de pel, logo de coiro e acabarán dicindo que é de pelo, está recuberto de poliéster», al tiempo que facilitó el presupuesto de la empresa que suministró el mobiliario, en el que se indicaba que el precio era de 800 euros.

Basadre, que considera que los usuarios de los centros sociales «merecen o mellor dentro das posibilidades», arremetió contra los populares acusándolos de mentir y respondió que «o luxo nos servicios sociais é conseguir que non haxa ningunha lista de espera nin nos centros de día nin na axuda a domicilio», señaló.

El polémico sofá, de tres plazas y ubicado en la primera planta del centro Maruja Mallo, es utilizado por muchos de los usuarios de las instalaciones, que son ajenos al debate.

Pero las denuncias del PP por lo que considera un derroche de los fondos públicos no se han circunscrito sólo al mobiliario, ya que recientemente también lanzó críticas por los viajes que hizo la concejala Sonia Méndez a Estocolmo y Florencia para preparar las estancias de emprendedores lucenses dentro del programa Eurotroco, desplazamientos que, según los populares, tuvieron un coste de más de 18.000 euros.

Además, el popular Jaime Castiñeira criticó en reiteradas ocasiones la decisión de acometer obras de reforma en calles como Rúa da Raíña, Ramón Ferreiro o Marina Española, cuyas aceras y calzadas considera que estaban en mejor estado que las de algún barrio. La Xunta, en una nota, informó ayer de que subvenciona esas obras.

DEPENDENCIA
Carmen Basadre anima a llevar a los tribunales a la Xunta si no se pagan ayudas

La concejala de bienestar social y mujer, Carmen Basadre, anunció que recomendará que se denuncie a la Xunta en el caso de que no pague la ayuda a la dependencia a quien la tenga concedida.

La edil aseguró que dado que la Ley de Dependencia es una normativa legal, si un ciudadano tiene reconocida una incapacidad y no se le concede la ayuda por parte de la Xunta, «pode ir ao xulgado a reclamala e vanlla a conceder», auguró.

Las declaraciones de Basadre se producen a raíz del anuncio del Gobierno gallego de que no se concederán todas las dependencias por la falta de dinero. Ante esta situación, la edil insistió en que si para el año que viene alguien está dentro del grupo que le corresponde el salario de la dependencia, lo solicita y no se lo conceden, «que vaia ao xulgado, porque ten dereito a ela», afirmó.

Basadre dijo a la Xunta que «non se pode frivolizar cos dereitos que teñen recoñecidos as persoas e, neste caso, as personas con dependencia».

Además, la concejala también criticó la decisión del Gobierno gallego de «eliminar o Plan de Inclusión, nun momento nos que aumentan os casos de pobreza, para optar por volver á caridade», dijo.

¿Lujo asiático o una ganga?
Comentarios