jueves. 22.10.2020 |
El tiempo
jueves. 22.10.2020
El tiempo

Lugo es la ciudad española en la que resulta más barato viajar en autobús

Autobús en la parada del hospital. pepe álvez/aep
Autobús en la parada del hospital. pepe álvez/aep

La capital lucense es la ciudad española en la que usar el bus urbano puede resultar más barato, según el informe sobre transporte público realizado por la organización de consumidores Facua. Tiene el bonobús de diez viajes sin trasbordo de menor precio de las 40 localidades españolas analizadas -con un coste de 4,50 euros, muy alejado de la media de 6,55 euros- y es la segunda ciudad, tras Logroño, con el billete univiaje más barato, 0,64 euros frente a la media de 1,05 euros.

Precisamente por el hecho de que la tarifa para un sólo viaje es tan barata, la diferencia de precio entre abonar uno de esos billetes y un bonobús se difumina. Así, Lugo es, por segundo año consecutivo, la ciudad que menos premia a los usuarios habituales del transporte público, ya que el ahorro entre una y otra tarifa sólo alcanza el 1,6% si nunca se trasborda y el 50,8% si se cambia de uno a otro autobús en los diez viajes.

En el estudio, Lugo también destaca porque no ha sufrido ninguna variación de precio desde el año pasado en ninguna de las diferentes tarifas. En el caso del billete de un viaje, 25 de las 40 ciudades analizadas actualizaron sus tarifas en el último ejercicio, aplicando una subida media del 3,6%. Es el caso de A Coruña -la única ciudad gallega, junto con Lugo, incluida en la evaluación de Facua- donde la tarifa de un viaje subió un 3,64% en los últimos doce meses, llegando actualmente a 1,14 euros, casi el doble de lo que cuesta en la capital lucense.

Es en el incremento del precio de un viaje donde la organización de consumidores se muestra más laxa en sus críticas. Reconoce que, a ser una modalidad que utiliza habitualmente usuarios no regulares del transporte, es «razonable que su precio sea disuasorio, ya que debe primarse a quienes apuestan por el transporte público». Destaca que el billete cuesta de media 1,05 euros, pero que las diferencias entre el precio más alto y el más bajo llegan a ser del 141,7%.

Aunque también se incluyen en el estudio, resulta más complicada la comparativa de tarifas especiales, toda vez que algunas de las ciudades evaluadas tienen abonos mensuales de transporte, en los que suelen integrarse todas las modalidades, bus, metro e incluso trenes de cercanías. Facua destaca el hecho de que, de las 40 localidades sobre las que informa, sólo 21 tienen precios bonificados para usuarios discapacitados. Es el caso de Lugo, donde cada viaje del bono específico para ese tipo de viajero cuesta 0,31 euros.

El mismo precio es el de la tarifa de jóvenes, universitarios, pensionistas o desempleados. El billete del bono de trasbordo social, destinado a aquellos usuarios de esos grupos que precisan tomar varios buses para cubrir un trayecto, cuesta 0,40 euros. El de trasbordo ordinario tiene un precio de 0,63 euros.

Más caras

El univiaje con el precio más alto es el de Barcelona, 1,45 euros; seguido de los de Girona, Sevilla y Valencia, todos a 1,30 euros. Por su parte, además de Lugo, las más bajas son las tarifas de los billetes univiaje de Logroño, con un importe de 0,60 euros; Linares, 0,65, junto a Cuenca y Arrecife, ambas 0,70 euros.

Los bonos o tarjetas recargables más caros son el con trasbordo de Murcia, con un precio de 10,00 euros por diez viajes (el más caro por séptimo año consecutivo), seguido del sin trasbordo de Madrid, 9,30 euros, y el con trasbordo de Girona, 9,20 euros.

Los bonos más baratos son, además de sin trasbordo de Lugo, el con trasbordo de Logroño, 4,52 euros. Le siguen los bonos con trasbordo de Arrecife (Lanzarote), 5,00 euros; y los sin trasbordo de Huelva, 5,30 euros, y los con trasbordo de Cuenca, Linares, Salamanca y Toledo, con un importe de 5,30 euros. Las diferencias llegan a alcanzar hasta el 121,2%, entre los 4,52 euros del bono con trasbordo más económico y los 10 euros del más caro.

Bilbao es la ciudad donde comprar un bonobús o tarjeta representa un ahorro más elevado con respecto al billete univiaje, con un 52,5% si no se hace uso nunca del trasbordo, y de hasta el 76,3% si se utiliza en diez ocasiones. En Sevilla, el ahorro al utilizar la tarjeta sin trasbordo alcanza el 50,8%.

Facua estima que utilizar el bonobús o tarjeta recargable representa de media un ahorro mínimo del 37,6% frente al billete univiaje en las modalidades que no permiten trasbordo, y entre el 37,0% y 68,5% (en función del número de trasbordos que se realicen) en las que sí ofrecen esta posibilidad.

Quince de las cuarenta ciudades encuestadas tienen una modalidad de bonobús o tarjetas recargables sin trasbordo, veintisiete tienen una con trasbordo y en otras tres existen las dos. Sólo una ciudad, Tarragona, no tiene estas modalidades de billete.

La organización de consumidores reclama a los ayuntamientos que ofrezcan participación a las asociaciones de consumidores en las decisiones que afecten a la calidad y las tarifas del sector. En este sentido, pide la entrada de las organizaciones que representan los intereses de los consumidores en los consejos de administración de las empresas públicas de autobuses.

UTILIZACIÓN
165.500 usuarios más en 6 meses gracias al Hula

Los usuarios del autobús urbano de Lugo se incrementaron en el primer semestre del año en 165.555 personas, a causa, fundamentalmente, de la apertura del nuevo hospital y la puesta en marcha de nuevas líneas de comunicación con San Cibrao. De hecho, la diferencia se empezó a percibir de forma especial desde febrero, cuando se llegó a los 185.991 viajeros, 37.689 más que en el mismo período del año anterior. En enero, pese a crecer, el hecho de que sólo las consultas que antes se encontraban en Calde se pusieran en marcha en el Lucus Augusti contuvo el incremento de usuarios.

Además de febrero, mayo fue el mes en el que se percibió una mayor diferencia al alza en el número de viajeros que optaron por el bus urbano, 35.585 más en este ejercicio. Pese a la puesta en marcha de novedades como la tarjeta ciudadana -que permite abonar la tarifa del bus con la misma tarjeta que se usa para otros servicios, como las piscinas municipales- o el servicio de información de espera del transporte, el Concello achaca el aumento a las rutas del hospital.

SAE

A donde va y cuánto tarda

Los usuarios del autobús urbano cuentan, desde el mes de mayo, con un nuevo sistema de información sobre el transporte. El SAE, un sistema por paneles electrónicos, da cuenta de qué autobuses parten de esa parada, de qué línea son y cuántos minutos de espera faltan para que llegue el vehículo.

22 paradas

son las que cuentan con el sistema, las del centro y las más concurridas.

Lugo es la ciudad española en la que resulta más barato viajar en...
Comentarios