Miércoles. 26.09.2018 |
El tiempo
Miércoles. 26.09.2018
El tiempo

Los vecinos recorren una parroquia de Lugo para recoger basura

Los vecinos de Muxa, hartos de ver cómo la gente tomaba esta parroquia del municipio de Lugo como un vertedero para sofás, colchones, electrodomésticos y deshechos industriales, se pusieron manos a la obra el pasado fin de semana: siete vecinos, con dos tractores, recorrieron la parroquia para recoger todos estos desperdicios y depositarlos en un mismo punto, donde serán recogidos por Urbaser.

Según explica Juan Ángel Gómez, pedáneo de Muxa, el problema es que estos desperdicios de gran tamaño estaban en fincas privadas —donde los servicios municipales no tiene autoridad para entrar— y en zonas de arboladas de difícil acceso, donde no podían llegar los camiones de la empresa de limpieza. Por eso, de acuerdo con los responsables de Urbaser, decidieron recoger esta basura y depositarla en un punto donde los camiones de Urbaser sí podrán llegar.

El problema de esta parroquia, según reconocen tanto los vecinos como los responsables de Urbaser, es su cercanía al polígono industrial de O Ceao. "Es la zona más conflictiva de todo el concello", señala el responsable de Urbaser para el área rural, Jesús López, "porque nos encontramos con todo, incluso con residuos industriales que tiran empresas que tendrían la obligación de pagar a empresas para que los gestiones debidamente, pero no lo hacen".

Y es que en el entorno de O Ceao es habitual que aparezcan desde defensas de coches y todo tipo de piezas de desguace a aceites industriales.

López confirma que hoy mismo [por el martes 9 de marzo] pasarán a recoger los vertidos reunidos por los vecinos de Muxa en el punto acordado previamente, punto que próximamente sera señalado oficialmente para depositar plásticos agrícolas.

Otros problemas detectados por Urbaser en la zona rural es el uso que los vecinos hacen de los contenedores: "Todos piensan que deberían tener un contenedor a la puerta de su casa, y luego echan en ellos desperdicios de todo tipo. Encuentras cosas asombrosas".

Punto para plástico que vale para todo
Los principales problemas que tienen detectados los técnicos municipales en la zona rural tienen que ver con el uso por parte de la gente de los puntos de recogida de plásticos para tirar cualquier cosa. Se encuentran desde residuos peligrosos, como latas de aceite o restos de pesticidas, hasta muebles y electrodomésticos. Y eso a pesar de que Urbaser ofrece para la zona rural el mismo servicio de recogida a domicilio de muebles y electrodomésticos que en la zona urbana.

Para el PP, sin embargo, se trata de "un problema de gestión", según el concejal Manolo López, que pone como ejemplo de mal funcionamiento el punto de recogida de plásticos de Mazoi. "La gente tira de todo allí porque no le dan servicio. Hay que informarla". Además, López reclama que se limpien los puntos de recogida con más regularidad.

Los vecinos recorren una parroquia de Lugo para recoger basura
Comentarios