Los radares móviles en Lugo ignoran los 110 por hora y siguen saltando a 132

Nuevas señales de velocidad en la A-6 (Foto: Sebas Senande)
photo_camera Nuevas señales de velocidad en la A-6 (Foto: Sebas Senande)

Lugo figura entre las provincias en las que no se está aplicando la rebaja de velocidad a 110 kilómetros por hora en autovías y autopistas. De hecho, según pudo confirmar este diario en fuentes directas, los radares móviles seguían saltando ayer a 132 por hora, aplicando el margen de error legal sobre la velocidad genérica de 120 por hora.

El encargado de levantar la liebre fue el sindicato Unión de Oficiales de la Guardia Civil, que hizo público un comunicado en el que denunciaba la confusión que entre los propios agentes de Tráfico ha creado la medida tomada por el Gobierno alegando la necesidad de ahorro energético. En dicho comunicado, la UO aseguraba que hasta el momento, «las escasas instrucciones respecto al funcionamiento operativo de los radares y la formulación de denuncias se han impartido de forma verbal y todas en el sentido de mantener los límites sancionadores vigentes con anterioridad. Es decir, como si la velocidad máxima siguiese siendo de 120, lo que implica que los radares salten y se denuncie al rebasar los 132». Denunciaba de este modo la arbitrariedad que supone que unos conductores puedan ser sancionados a los 116, otros al rebasar los 121 y otros los 132.

Fuentes directamente relacionadas con Tráfico en Lugo confirmaron a El Progreso que, al menos hasta ayer mismo, los agentes operadores de radar que deben calibrar los aparatos que no son fijos (los móviles y los estáticos) no habían recibido orden alguna al respecto procedente de la Jefatura Provincial de Tráfico. Por ello, los límites de velocidad a efectos prácticos seguían siendo los mismos de siempre.

Otras fuentes iban más allá e incluso pusieron en duda que estuvieran calibrados los fijos, ya que consideran que la orden del Ministerio de Interior sólo afecta a la limitación específica de cada tramo regulado por señales, y no a la genérica de la vía, que sigue siendo de 120 kilómetros por hora mientras no se modifique el reglamento. No obstante, este extremo no pudo ser confirmado, pese a que este diario trató de ponerse en contacto repetidamente con los responsables de la Jefatura de Tráfico en Lugo.

De todos modos, no se puede descartar que la DGT emita en cualquier momento esa orden directa a los agentes y los radares sean recalibrados de inmediato.

VERSIÓN OFICIAL

  • Navarro dice que hay órdenes «claritas». El director general de Tráfico, Pere Navarro, aseguró que la DGT ha «adecuado» los radares al nuevo límite en autopista y autovía a 110, respetando un margen de error, y que ha dado instrucciones «claritas» a la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil para que haga lo propio con los radares móviles. En este sentido, preguntado por el comunicado de la Unión de Oficiales de la Guardia Civil, Navarro negó que exista confusión sobre el margen de error que hay que aplicar sobre el límite de 110 km/h. «A lo mejor a este guardia no le han llegado las instrucciones, pero yo le aseguro que la Guardia Civil tiene las instrucciones y claritas», señaló.
  • Sin incidencias. Sobre cómo ha funcionado la medida los primeros días, indicó que «no ha habido incidencias», ya que «los ciudadanos más o menos lo han entendido» y «arriman el hombro» colaborando. «A ver si entre todos podemos reducir un problema que puede afectarnos la recuperación económica y del empleo», deseó Navarro.

EFECTOS

Agentes de Tráfico advierten de que las multas también han variado

Varios agentes de Tráfico con los que ayer habló este diario quisieron aclarar la confusión que hay también en torno a las multas con la rebaja a los 110 por hora. Al parecer, y según han detectado en su trabajo diario, el anuncio del Gobierno de que no se modificaba el régimen sancionador y de que las multas seguirían siendo las mismas que regían con el límite a 120 ha hecho pensar a muchos conductores que hasta 151 kilómetros por hora la sanción es de 100 euros.

Sin embargo, la gran diferencia es que ahora se aplica el régimen que ya estaba designado para 110, lo que implica que hasta 141 kilómetros por hora se pagan 100 euros, pero a partir de ese límite son ya por lo menos 300 euros de multa. Precisamente éste es el punto clave en el que se apoyan las voces que desde todos los ámbitos han criticado esta medida al considerarla meramente recaudatoria.

Lo que sí se mantiene es el límite para la pérdida de puntos, que no se pierden hasta que la velocidad supere los 150 kilómetros por hora.

Cuadro de multas

110 120 Multa Puntos
111 121 100€ 0
140 150 100€ 0
141 151 300€ 2
160 170 300€ 2
161 171 400€ 4
170 180 400€ 4
171 181 500€ 6
180 190 500€ 6
181 191 600€ 6

 

Comentarios