Los arquitectos unifican los proyectos del Cetal y del Cetil, que se harán en terrenos de Sanfiz

Los estudios de arquitectura de Jacobo Bouzada y Santiago Catalán han concluido el trabajo en común que iniciaron hace meses para unificar los proyectos de los dos centros tecnológicos vinculados al sector agroalimentario que funcionarán en Lugo, el Cetal y el Cetil, para crear una única sede, con instalaciones complementarias, en la zona de Sanfiz.

Después de que las instituciones implicadas en la creación de ambos centros tecnológicos adoptasen la decisión, en abril del pasado año, de promover una fusión entre ambas entidades, surgió la necesidad de unificar los dos proyectos arquitectónicos.

Tanto el director del Cetal, Eduardo Vidal Baamonde, como el vicerrector de Coordinación del campus de Lugo, Pedro García Herradón, confían en tener en sus manos el proyecto final dentro de unos días, seguramente la próxima semana.

García Herradón dijo que los arquitectos supieron trabajar para integrar ambos proyectos y crear una única sede, funcional y adaptada a las necesidades de un centro o agroalimentario en el que tendrá especial protagonismo el sector lácteo.

Vidal Baamonde confirmó que el nivel de ejecución de las obras del Cetal roza ya el 80%, mientras que las del Cetil todavía no han comenzado. De hecho, para que la concesionaria pueda iniciarlas, el Ayuntamiento tiene que formalizar la cesión de la parcela de 4.000 metros cuadrados en la que será levantado el edificio, anexa a los terrenos que ya ocupa la estructura del otro centro tecnológico.

Del proyecto de Catalán para el centro tecnológico lácteo se mantienen las naves, las instalaciones experimentales y los laboratorios. Además, los pozos de geotermia construidos en la sede del Cetal suministrarán energía a ambas instalaciones.

El objetivo de la USC es iniciar la obra del Cetil, que costará 6,5 millones, el próximo verano, explicó Herradón.

Más en Lugo Ciudad
Comentarios