La residencia de As Gándaras funciona con normalidad a la espera de un análisis

La delegada territorial de la Xunta de Galicia, Raquel Arias, confirmó hoy que la residencia de mayores de As Gándaras, en la que fue detectado un brote de legionella, está funcionando con total "normalidad" gracias a la instalación de agua caliente sanitaria montada de forma provisional, a la espera de conocer los análisis definitivos sobre la presencia de la bacteria.

Arias hizo estas declaraciones a los medios de comunicación antes de la inauguración en Lugo de la campaña Galicia Calidade. En ruta, que fue presentada por el conselleiro de Economía e Industria, Francisco Conde.

La delegada territorial explicó que, después del segundo proceso de desinfección llevado a cabo en la residencia de As Gándaras, que depende de la Consellería de Traballo e Benestar, hay que realizar una analítica para comprobar que "todos los resultados están completamente bien".

"Se hizo la desinfección como nos marcó Sanidade y esperamos que los resultados analíticos sean de absoluta normalidad", añadió.

Para ese análisis definitivo habrá que esperar todavía unos días, pero entretanto afirmó que la residencia funciona también con "absoluta normalidad" y no hubo "ningún caso más" desde el 17 de noviembre.

Más en Lugo Ciudad
Comentarios