jueves. 22.10.2020 |
El tiempo
jueves. 22.10.2020
El tiempo

La Ora es la concesión más rentable del Concello de Lugo, que recibe 16.000 euros al mes

Una operaria del sistema Ora sanciona un vehículo sin tique. (Foto: AEP)
Una operaria del sistema Ora sanciona un vehículo sin tique. (Foto: AEP)

La zona Ora se ha convertido en el negocio más rentable para el Concello, ya que los ingresos que recibe de la empresa concesionaria casi se triplicaron en los últimos diez años, cuando recibía una media de 6.000 euros mensuales, frente a los 16.000 del último ejercicio.

La ampliación del número de plazas con zona azul y también de calles con este sistema ha contribuido a un incremento en la recaudación, aunque el repunte de los ingresos se produjo con el cambio de la empresa concesionaria, en verano del 2009, que incrementó el control y la sanción de vehículos sin tique. Así, según datos aportados por el Concello, si en el año 2003 la recaudación anual presentada por Aparkisa fue de 450.000 euros, en los cuatro primeros meses del 2011, la nueva adjudicataria, Doal, ya había ingresado casi 300.000 euros.

A falta de datos oficiales sobre el cierre del año pasado, la recaudación entre enero y noviembre del sistema rozaría los 900.000 euros, lo que da una media mensual de 80.000 euros y un canon para el Concello de 16.000 euros.

Pero el 20% de porcentaje que recibe el ente local de la recaudación no es el único ingreso para el Ayuntamiento que llega del sistema Ora, ya que también se queda con el importe de las sanciones abonadas por aquellos conductores infractores y que son gestionadas a través de otra empresa, la de recaudación municipal.

Frente a un servicio rentable como la zona azul, el Concello tiene que hacer frente a otras concesiones deficitarias. Es el caso del servicio de grúa municipal, que aunque no logra recaudar más de lo que cuesta en ninguna ciudad, en el caso de Lugo supone un déficit mensual de más de 40.000 euros, una cifra que ha llevado al grupo municipal del PP a demandar un rescate de la concesión. Además, en este caso, el cambio de la empresa adjudicataria lo único que supuso en su día fue un aumento del gasto que debe asumir el Concello, ya que si en 2003 el montante que se abonó fue de 102.000 euros, en 2011 la cifra se disparó hasta los 496.000 euros. De hecho, el concejal del PP Enrique Rozas calculó que el déficit acumulado al término de la concesión, en 2015, podría llegar a los cinco millones de euros.

Asimismo, el servicio de autobuses urbanos también es otra concesión deficitaria, ya que en los últimos años aumentó un 25% el importe que el Concello tiene que abonar a la adjudicataria para compensar las pérdidas. En 2012 el Concello presupuestó unos dos millones de euros para este concepto, aunque el aumento del número de pasajeros a raíz de la entrada en funcionamiento del nuevo hospital y del sistema de información en paradas podría reducir el déficit a final de año.

Una ordenanza caduca que causa reclamaciones

  • El alcalde anunció que la próxima semana entregará a los grupos municipales el borrador de la nueva ordenanza de la Ora, que sustituirá a una norma de 1991 con algún vacío legal que ya ha servido para recurrir sanciones.
  • El edil popular Enrique Rozas denunció hace meses que una persona cuyo vehículo fue sancionado por un controlador de la Ora en la Praza de Bretaña presentó una reclamación ante el Concello al no estar incluida esta vía en la ordenanza. Además, fuentes del PP indicaron ayer que otros conductores también recurrieron sanciones por falta de señalización vertical y porque el importe de la sanción, 90 euros, no se corresponde con los 48 que fija la norma del 91.
SERVICIOS EXTRAS
Un multamóvil seis meses al año y apoyo a agentes de la Policía Local

La concesionaria de la Ora ganó el concurso al ofrecer mejoras al Concello como la implantación de un vehículo para controlar el estacionamiento, también conocido como multamóvil, que opera en Lugo seis meses al año. Además, la empresa se comprometió a que sus controladores ayudarían a la Policía Local a regular el tráfico en las horas de entrada y salida de alumnos de centros escolares ubicados en calles con zona azul. Desde el PP se asegura que este último punto no se cumple.

POLÉMICA
Se cambiaron los parquímetros por unos que exigen importe exacto

Una de las principales quejas de los usuarios del sistema Ora se debe a que los nuevos parquímetros exigen un importe exacto para el tique, frente a los anteriores, que permitían fraccionarlo de cinco en cinco céntimos de euro. Sin embargo, los nuevos expendedores sí facilitan el pago con tarjeta bancaria.

El PP preguntó en varias ocasiones por los anteriores parquímetros, que ya son propiedad del Concello y que al parecer están almacenados en un local de la concesionaria.

La Ora es la concesión más rentable del Concello de Lugo, que...
Comentarios