martes. 22.10.2019 |
El tiempo
martes. 22.10.2019
El tiempo

La mugre nos rodea

Una calle llena de pegotes (Foto: AEP)
Una calle llena de pegotes (Foto: AEP)

La escoba de plata no nos luce nada. Hay días que pisar las calles de Lugo da reparo, de tanta mugre como acumulan. Está claro que muy limpios no somos los ciudadanos cuando la calle está llena de porquería, pero no está tan claro que saquemos el rendimiento debido del dineral que cada año nos gastamos por la limpieza de la ciudad.

La famosa Escoba de Plata se le concedió a la ciudad hace pocos años por el esfuerzo hecho en mejorar el aseo urbano, pero en los últimos meses estamos como para que nos quiten el premio y nos pongan a todos a barrer. La acumulación de tanta porquería es un misterio, porque lo cierto es que por la calle hay barrenderos y que las máquinas de lavado siguen funcionando, aunque a menor ritmo debido a que se ha recortado el gasto en agua por culpa de la sequía.

Queda pensar que la empresa concesionaria ha bajado el listón, aunque no consta que se haya recortado la factura, porque no es muy probable que a los lucenses les haya dado por lanzar un boicot contra la ciudad en la que viven.

Las cosas están como para que nos bajemos de la habitual complacencia en la que vivimos y empecemos a exigir y a exigirnos. Quitar del suelo los pegotes de los chicles, que tanto abundan en las zonas escolares, cuesta una pasta y sacar la grasa que dejan en las aceras los vehículos mal aparcados o algún hostelero poco limpio no sale precisamente barato. A lo mejor nos estamos comportando todos como ricos estúpidos al permitirnos comportamientos que salen muy caros. Y todo ello en tiempo de crisis.

Pero a lo mejor el Ayuntamiento también tendría que empezar a vigilar en corto qué pasa con la limpieza de la ciudad. No estamos para tirar el dinero en estos tiempos en los que más bien toca mirar en qué se gasta cada céntimo del dinero público.

El verano tiene los días contados y se supone que en cuanto empiece a llover las cosas mejorarán algo, pero el problema de fondo no se va a arreglar solo porque llueva. De momento, ya habremos pasado un verano dando una lamentable imagen a los que han venido de visita y sintiendo asco al pisar la calle.

La mugre nos rodea
Comentarios