miércoles. 20.01.2021 |
El tiempo
miércoles. 20.01.2021
El tiempo

La lucha por plazas escolares lleva a falsear rentas y domicilios

Unas niñas llegando al colegio. Foto: RAFA ALCAIDE
Unas niñas llegando al colegio. Foto: RAFA ALCAIDE

algunos padres tienen muy claro a qué colegio quieren enviar a sus hijos y cuando no cuentan con la puntuación suficiente para asegurarse una plaza, no tienen empacho en falsear los datos para conseguir los puntos que necesitan. Algunos centros de la capital donde se registra más demanda que oferta aseguran que siguen detectando algunos casos de este tipo, aunque contados, pues la revisión de la normativa de adjudicación de plaza que realizó la Xunta de Galicia el año pasado endureció los requisitos y ahora resulta más difícil colar información falsa. No obstante, hay quien no deja de hacer el intento.

Según detallan algunos responsables educativos, los datos que más se alteran son los de domicilio habitual y los de renta. La triquiñuela puede pasar desapercibida si ese año el colegio tiene más plazas que solicitudes, pues en ese caso no es necesario hacer comprobación alguna y entran todos los solicitantes, pero si escasean las plazas, se abre un plazo de diez días para que los padres presenten la documentación que justifica los puntos que se han asignado en la autobaremación inicial.

Llegado este punto, quienes han alterado los datos adoptan dos posturas: dejarlo correr y no presentar la documentación, de modo que pasan a tener cero puntos y quedan automáticamente relegados a la siguiente de sus opciones alternativas en la que haya plaza, o seguir adelante con el engaño, para ver si cuela, y casi nunca lo hace.

Desde el año pasado, cuando la Xunta de Galicia modificó la normativa de adjudicación de plaza, es necesario demostrar que el domicilio fiscal coincide con la vivienda habitual y, además, que hace al menos un año, a contar desde la apertura del plazo de solicitud, que se tiene esa residencia. Para ello, los padres deben aportar un certificado de empadronamiento de los miembros de la unidad familiar en el que figure su antigüedad, además de autorizar al centro a pedir sus datos a la Agencia Tributaria para comprobar que coinciden.

DEMANDA
La zona norte, centro y los concertados, los más solicitados

Aunque la demanda de centros escolares está íntimamente ligada a los nacimientos de cada año y de un curso para otro pueden existir variaciones, lo cierto es que en la capital lucense la mayor demanda se concentra en los colegios públicos del centro -Illa Verde, Fingoi 2, Rosalía de Castro y Anexa-, la zona norte, que se caracteriza por una mayor natalidad, como Luis Pimentel y, este año, Albeiros, y los colegios concertados.

Punto extra

Los centros concertados suelen premiar la fidelidad con el punto extra que los colegios pueden asignar al criterio de su preferencia y se lo conceden a parientes de exalumnos. Por su parte, algunos públicos decidieron no usarlo; otros, premiar a quienes escogen la opción pública y algunos, como el colegio Menéndez Pelayo o Fingoi 2, para escolares que viven en la acera contraria al límite de su área, a quienes les toca otro colegio.

Consiga AQUÍ la información completa

La lucha por plazas escolares lleva a falsear rentas y domicilios
Comentarios