La identificación del cráneo encontrado en Lugo está en punto muerto

El Imelga, y en concreto el propio Fernando Serrulla, fue el responsable de la investigación forense sobre el cráneo encontrado por un cazador en diciembre de 2009 en un monte de la parroquia lucense de San Salvador de Outeiro.

Pese a que durante varios meses se trabajó sobre estos restos, lo máximo que pudieron aportar los expertos del Imelga fue la recreación aproximada del rostro que podía haber tenido esa personas. En principio, se trataría de un varón de unos 40 años.

Sin embargo, desde entonces el asunto está en punto muerto y los investigadores no han podido aportar a los científicos más pistas para poder avanzar, por lo que Serrulla duda de que pueda darse en algún momento con la identidad de esta persona, al menos a través del trabajo en laboratorio. Para realizar la recreación de este rostro se aplicó una técnica que ese momento sólo usaba el Imelga en toda España.

Más en Lugo Ciudad
Comentarios