La denuncia del paro y los bajos salarios centra los actos del 1º de Mayo en Lugo

La celebración de este Primero de Mayo estará marcada por las preocupantes cifras que se conocieron el viernes 30 de abril con la publicación de la encuesta de población activa,
que reveló que en España hay más de 4’6 millones de desempleados, lo que supone que uno de cada cinco trabajadores está en el paro.

Pero además los sindicatos aprovecharán esta celebración para expresar su inquietud por las elevadas cifras de siniestralidad laboral, pese a la disminución de la actividad por la crisis, y a los bajos ingresos de trabajadores y pensionistas.

CC.OO. y UGT se manifestarán hoy conjuntamente por las calles de Lugo y la CIG lo hará por su cuenta, como viene siendo habitual en los últimos años.

La marcha conjunta sale a las doce de la mañana de la casa sindical en la Ronda da Muralla y concluye ante la subdelegación del Gobierno, en la Praza de Armanyá. La nacionalista tiene el mismo punto de partida, media hora más tarde, y finaliza en la Praza da Soidade.

El secretario comarcal de la CIG, Xosé Ferreiro, advirtió de que en Lugo no sólo hay miles de parados, sino que lo que considera «peor» es que están «sen esperanza de obter
emprego a medio prazo».

Ferreiro, que criticó el pacto social suscrito entre Gobierno, patronal y sindicatos estatales, destacó además de las cifras del paro que «200.000 lucenses» perciben menos de 1.000 euros mensuales, entre trabajadores en activo, pensionistas, desempleados y personas sin ningún tipo de ingresos.

«A exclusión social, a marxinación e a emigración son parámetros que nos próximos meses imos a manexar de xeito continuo», afirmó el dirigente de la CIG.

Ofrenda
Además de la manifestación, el sindicato UGT conmemorará este 1º de mayo depositando un ramo de flores en el cementerio municipal de San Froilán en memoria de los afiliados
fallecidos.

El secretario xeral de este sindicato, Manuel Chaín, le exigió al Ejecutivo central y a la patronal que «pongan de su parte» para salir de la crisis porque los trabajadores ya lo han hecho al aceptar subidas salariales mínimas en la negociación colectiva. Además, le recomendó a la Xunta que «no se dedique sólo a criticar» al Gobierno porque también tiene responsabilidades en políticas sociales y de empleo.

Preocupación por la siniestralidad laboral
El secretario comarcal de CC.OO ., Xesús Castro, afirmó ayer que le preocupa «más» el número de fallecidos en accidentes laborales, más de 1.700 el año pasado en todo el Estado, que la tasa del desempleo haya superado la barrera del 20% en el primer trimestre de 2010. «No estamos a la cola del paro en Europa, pero sí somos los primeros en siniestralidad», precisó este sindicalsta.

En la víspera del 1º de mayo Xesús Castro hizo un llamamiento al Gobierno para que «tome partido» porque se ha «tocado fondo» con la crisis.

Castro dijo que el Gobierno «no puede ceder ante la banca, que aumenta beneficios, ni la CEOE , que pide despidos más baratos» y debe apostar por «un nuevo modelo productivo
y financiero» porque la crisis se debe, a su juicio, a «la especulación y las políticas financieras».

Comentarios