Domingo. 18.11.2018 |
El tiempo
Domingo. 18.11.2018
El tiempo

Juzgado por amenazar a una mujer y mandarle cartas de contenido sexual

Ernesto Bugliot (Foto: AEP)
Ernesto Bugliot (Foto: AEP)

Un hombre con numerosos antecedentes judiciales, Ernesto Bugliot Mato, se sentó en el banquillo de los acusados del juzgado de lo Penal número 2 de Lugo por acosar supuestamente a una mujer de 60 años y enviarle decenas de cartas amenazantes y de alto contenido sexual. El hombre llegó incluso a telefonearle en varias ocasiones, a mediados de 2010, para presionarla y conseguir una cita con ella.

El ministerio fiscal, que modificó sus conclusiones provisionales en el acto de juicio, solicitó para el imputado una condena total de dos años y quince meses de prisión, así como ocho años de alejamiento de la mujer.

Según la versión que explicó la denunciante -que regenta una joyería en la capital lucense- el acusado comenzó a enviarle cartas ofreciéndole un puesto de trabajo a cambio de 50.000 euros mensuales. El hombre le dejaba las misivas a través de la reja del establecimiento o las introducía en el mismo por debajo de la puerta de entrada.

En un principio, la mujer no le dio demasiada importancia, hasta que el contenido de las cartas comenzó a resultar demasiado desagradable. En sus escritos, el acusado le explicaba supuestamente lo que tendría que hacer para ganar los 50.000 euros, detallándole una serie de actos de contenido sexual.

En un momento dado, el acusado dejó de comunicarse con ella por carta y comenzó a llamarla por teléfono, por lo que la mujer comenzó a sentirse acosada y decidió poner los hechos en conocimiento de la Policía. En esas llamadas, el hombre insistía en tener un encuentro personal con ella, pero la mujer nunca aceptó. En una ocasión, el acusado le pidió presuntamente que acudiera a una cita en la Praza de Santo Domingo y le dijo que, si decidía no ir, acabaría con su vida. La víctima alertó entonces a la Policía Nacional, que preparó un dispositivo especial y logró detener al acosador.

Defensa

Durante la vista oral, el acusado reconoció que le envió varias cartas a la joyera, pero negó cualquier tipo de acoso o amenaza, por lo que el letrado de la defensa solicitó su libre absolución.

Por el contrario, tanto el fiscal como la acusación pública mantuvieron en el juicio que existen pruebas suficientes para acusar a Ernesto Bugliot como autor de un delito de amenazas y otro contra la integridad moral.

Por estos hechos, el ministerio público solicitó penas de dos años de prisión, por el primer supuesto, y otros quince meses de cárcel, por el segundo, mientras que la acusación particular elevó todavía más la petición de condena.

Antecedentes

Ernesto Bugliot Mato es un viejo conocido de la justicia y tienen a sus espaldas varias condenas por atacar a mujeres para robarlas.

Según se recogía en las sentencias condenatorias contra él, el hombre utilizaba la violencia en sus actuaciones. De hecho, en una ocasión le propinó varios puñetazos en la cabeza a su víctima y la lanzó contra un banco, por lo que la mujer resultó herida. El hombre -que ingresó en prisión tras el incidente con la joyera- también cometió varios robos en locales de hostelería.

ANTECEDENTES

  • El imputado suma más de 20 años de cárcel a sus espaldas. La relación de Ernesto Bugliot Mato con la Justicia lucense se remonta a principios de los años noventa, cuando fue condenado a dieciocho años de prisión. Posteriormente, entre los meses de febrero y marzo de 2005 cometió varias acciones delictivas que confesó un año después en el juzgado y que le supusieron cinco años de cárcel. Sus víctimas siempre fueron mujeres y además mayores.
  • Amenazas por el portero. El delito más grave se produjo en la calle Divina Pastora, donde abordó a una mujer y le arrebató violentamente el bolso. Con anterioridad, había seguido a otra lucense hasta su domicilio. El hombre no logró introducirse en el portal pero le profirió varias frases de contenido sexual por el telefonillo.
  • Otros seguimientos. Cuando fue detenido por el incidente con la joyera, el acusado estaba siguiendo también a otras mujeres.

Juzgado por amenazar a una mujer y mandarle cartas de contenido sexual
Comentarios