viernes. 04.12.2020 |
El tiempo
viernes. 04.12.2020
El tiempo

Hacer la compra entre la basura. Cómo comprar para generar menos residuo

Los contenedores de la plaza de abastos. Foto: SEBAS SENANDE
Los contenedores de la plaza de abastos. Foto: SEBAS SENANDE

El entorno de los comercios dedicados a la alimentación y, en concreto, de aquellos especializados en productos perecederos a corto plazo como el pescado o los vegetales es uno de los principales focos de acumulación de bacterias y mal olor durante la huelga.

Los efectos de la protesta de los basureros se hicieron notar ayer, día de mercado, en la plaza de abastos. Los más afectados por los malos olores fueron los puestos situados hacia el fondo de la planta baja del edificio. «A primera hora no se paraba nadie delante del puesto», confirmaba

[...]

Cómo comprar para generar menos residuo
texto en byN

La generación reducida de residuos, que es a lo que se aspira en una situación de huelga de recogida de basura, depende en gran medida de la cesta de la compra. La ideal para consumidores cívicos que no desean producir al cocinar gran cantidad de basura pero que tampoco renuncian al elemento fresco es aquella que se decanta por el producto ya preparado para cocinar.

Chincho, parrochita o bocarte

En el caso de la pescadería, lo ideal es el pescado menudo: chincho, parrochita o bocarte. También todo el pescado fileteado y, en ambos casos, solo si la pescadería lo limpia y prepara para colocar sobre la plancha y cocinar. Así, el desperdicio es casi inexistente.

En el primer caso, muchos de los comensales adultos se comen esas variedades de pescado enteras, incluidas las espinas. No ocurre lo mismo con otras un poco mayores, aunque muy parecidas que serían justamente lo que habría que evitar si se tiene intención de conservar la basura en el interior de casa o de manchar lo mínimo las calles. Por ejemplo, las sardinas.

En el segundo caso, la ventaja es que la mayoría del pescado se vende en filetes y que especies muy demandadas, como la merluza, cortadas de esta forma, se consumen prácticamente íntegras. La desventaja es que resultan más caras que comprando la pieza entera. Si se compra pescado de esta forma, todo el residuo permanece en la pescadería.

Mejor ternera que pollo

La ternera resiste mejor que el pollo la descomposición, de forma que si se pretende retrasar el mal olor de la basura sería conveniente optar por ésta. De igual forma que el pescado, lo mejor es decantarse por filetes o cortes para la plancha, que permiten cocinar y comer sin dejar apenas restos en el plato.

Los guisos suelen necesitar más limpieza previa y acabar desechando algo de carne, aunque es algo que también se puede pedir al carnicero. En caso de elegir pollo, no hay ningún problema con todo lo que se cocina a la plancha como la pechuga. Es conveniente evitar las partes con piel y hueso.

Verdura entera

En el caso de la compra de la frutería, lo ideal es, de nuevo, decantarse por toda la verdura que se come íntegra y que no necesita ser pelada para consumirse.

Lo mismo ocurre con la fruta. Si lo que se pretende es generar el mínimo desperdicio posible es mejor optar por, por ejemplo, fruta de hueso que está de temporada y que se consume, en muchos casos, con la piel y no otras, como el plátano.

Con independencia de todo lo que se compre, la forma perfecta de no contar con residuos o de que éstos se puedan mantener en el interior de la vivienda sin producir muchas molestias es empaquetar bien la basura. Limpiar los envases antes de tirarlos a la basura es otra forma perfecta de ayudar a evitar malos olores, aunque la forma más eficaz es cerrar con fuerza las bolsas y, si se considera preciso, poner una dentro de otra para asegurarlas.

Consiga AQUÍ la información completa

Hacer la compra entre la basura. Cómo comprar para generar menos...
Comentarios