lunes. 17.01.2022 |
El tiempo
lunes. 17.01.2022
El tiempo

Futuro

Si repasamos los datos que han ido apareciendo en los medios de comunicación durante esta semana que ahora finaliza se puede llegar a la siguiente conclusión: a los lucenses nos aguarda un futuro prometedor.

Conocemos de entrada que esta provincia tiene el menor número de población por núcleo de toda España, con 36 habitantes de media mientras que en el Estado es de 750 personas.

Nos enteramos también que sólo Singapur, Hong Kong y Macao tienen una tasa de natalidad más baja que Galicia con lo cual, por encima de todos los males, van a quedar aquí cuatro piltrafillas para recordar tiempos mejores, rodeados de molinos eólicos explotados por empresas foráneas a cuyos dirigentes se les parte el labio con la risa cada vez que escuchan alguna referencia a esta tierra.

Sabemos también, lo he leído en los periódicos, oiga, que el paro llegará en el 2010 al quince por ciento, tal como reconoció la conselleira Fernández Currás estos días pasados en respuesta parlamentaria.

Un nuevo dato que he recogido de la prensa informa que a su vez la velocidad media en internet en la zona rural es doscientas veces inferior a la urbana y eso, los que tienen internet que no son, ni mucho menos, la mayoría de la población que vive en el campo.

Claro que no todo está perdido pues una de las mayores inversiones que se prevén para Lugo en los próximos años será de seis millones de euros destinados a rehabilitar la catedral y es que, donde hay, bien se nota.

Bien se hacen notar también los puticlubes y casas de lenocinio que abundan por carreteras y caminos y que constituyen, sin lugar a dudas, las empresas con más éxito de la provincia, con coste cero para la Seguridad Social y en donde además se puede conocer a mucha gente de otros países y practicar idiomas.

Como se puede apreciar, nos espera un futuro prometedor, lleno de alegrías y de horizontes de grandeza. Menos mal que mañana hay partido por la tele, juega el Barça contra el Madrid y la catarsis será colectiva. No hay duda, ¡estamos salvados!

Futuro
Comentarios