miércoles. 17.07.2019 |
El tiempo
miércoles. 17.07.2019
El tiempo

El vertido de gasoil al río se hizo tras forzar una tapa del colector

Los técnicos de la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil dieron ya con el lugar en el que se realizó el vertido de hidrocarburo que llegó al río a través del colector que conducirá las aguas residuales de la ciudad hasta la nueva depuradora cuando ésta entre en funcionamiento. Fue en una tapa de registro que hay a la altura de la vieja residencia Miño, a unos treinta metros del inmueble, que fue forzada.

Todo parece indicar que el vertido se realizó bien a última hora de la tarde del lunes o bien por la noche. Los técnicos siguieron el colector aguas arriba revisando todas las tapas hasta llegar a la de la residencia Miño, que presentaba signos de haber sido manipulada. La arqueta va atornillada al colector y el personal de la Confederación Hidrográfica observó que los tornillos estaban aflojados.

El Servizo de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil continuó rastreando ayer la zona para investigar el origen de la contaminación, que podría estar relacionada con alguna empresa de limpieza.

Según pudo saber este periódico, el líquido que se encontró en la arqueta tenía un fuerte olor a gasoil pero era blanquecino, por lo que se sospecha de que se trate en realidad de restos productos de limpieza mezclados con algún tipo de hidrocarburo.

De hecho, el concejal de medio ambiente, Lino González Dopeso, informó ayer de que el Seprona intensificará las inspecciones a las empresas que se dedican a limpiezas particulares e industriales, aunque no lo quiso relacionar con lo ocurrido. «Estou convencido de que todas están en regra, pero é unha metodoloxía de traballo, o mesmo que se comproba que nos talleres os aceites van a onde teñen que ir», indicó.

Este tipo de firmas, que suelen dedicarse también al vaciado de fosas sépticas e industriales, están obligadas a enviar los residuos o bien a un gestor autorizado o bien directamente a la depuradora municipal. En este caso, tienen que solicitarlo; hacer una caracterización del vertido, un trámite sencillo, indicó González Dopeso, y pagar una tasa.

Se da la circunstancia de que, en los últimos años, ninguna empresa de solicitó verter en la depuradora.

Sumideros
A la planta van también las descargas de las limpiezas de sumideros que hace Urbaser -la empresa contratada por el Concello-, así como las de las cabinas sanitarias instaladas por el Concello y gestionados por la firma Sanilu, a pesar de que la capacidad de tratamiento de las instalaciones hace años que se ha quedado pequeña.

Así, no todas las aguas residuales que llegan a la planta pasan el proceso completo de depuración y la prueba es que, en los últimos, el canon que paga el Concello de Lugo a la Confederación Hidrográfica por la carga contaminante que echa al río se ha multiplicado considerablemente.

El organismo estatal todavía no liquidó el canon correspondiente a los años 2008 y 2009, pero el de 2007 ascendió a 737.066 euros, según informó ayer la concejalía de medio ambiente. Con todo, el incremento también está relacionado con el hecho de que la CHM cambió la forma de medir los vertidos.

Con todo, el vertido que se produjo esta semana no tuvo grandes consecuencias para el río debido a la rápida actuación de los trabajadores de la depuradora y de los técnicos de la Confederación, que acotaron muy rápido la zona y ayer continuaron con las labores de limpieza.

El personal de la CHM tomó muestras del líquido que están siendo analizadas en el laboratorio que la Confederación Hidrográfica tiene en Ourense, aunque al tratarse de hidrocarburos se necesitarán varios días, según se indicó desde el organismo.

Depuradora
Respecto a la obra de la nueva depuradora, el concejal de medio ambiente recordó ayer que el plazo que dio la Confederación Hidrográfica para entregar las instalaciones fue el próximo otoño. González Dopeso explicó que ya han empezado a hacerse pruebas.

La nueva planta está diseñada para dar servicio a unos 200.000 habitantes, que se corresponden con una ciudad de unas 120.000 personas y unas 80.000 empresas e industrias. Permitirá, además, un saneamiento más moderno y completo.

Infracción: El importe de la multa depende de la carga contaminante
La Confederación Hidrográfica pidió a la Guardia Civil que investigue lo sucedido porque todo parece indicar que fue una acción premeditada y que pudo tener consecuencias muy graves para el río.

Características
La sustancia que se vertió y su carga contaminante no se sabrá hasta que el organismo estatal finalice las analíticas, pero en todo caso serán aspectos determinantes para fijar la sanción que se aplicará al infractor, si es que se logra averiguar quién fue.

La Confederación espera tener los resultados a principios de la próxima semana.

El vertido de gasoil al río se hizo tras forzar una tapa del colector
Comentarios