domingo. 23.02.2020 |
El tiempo
domingo. 23.02.2020
El tiempo

El traslado del INSS lleva a Augas Férreas a 300 trabajadores y 500 usuarios al día

El Instituto Nacional y la Tesorería General de la Seguridad Social en Lugo, organismos que comparten dirección provincial, estrenaron ayer nueva sede, en Augas Férreas, un barrio que de golpe pasa a recibir 320 funcionarios y unos 500 usuarios al día.
El traslado comenzó a finales de la semana pasada y se efectivizó ayer, aunque la primera jornada no tuvo una repercusión excesiva en la zona, según reconocieron algunos comerciantes que, no obstante, tienen puestas muchas esperanzas en que la apertura del edificio dinamice la zona. «Hacía falta algo así porque aquí hay mucho edificio pero muy poco ocupado», explicaba ayer Alberto López, de la tienda de ropa deportiva Élide, que confía en aumentar las ventas aunque reconoce que la repercusión será mucho mayor en los locales de hostelería. Manuel Viador, de Dona Vaniri, ya atendió ayer en su cafetería a varios funcionarios, reconoció.
Sin embargo, la puesta en funcionamiento de este edificio administrativo también tiene contras, como las complicaciones de tráfico que, opinan los comerciantes, se producirán con toda seguridad. «Hoy no se notó mucho —el director del INSS reconoció que la afluencia de usuarios fue muy inferior a la media—, pero aquí ya era muy difícil aparcar, sobre todo desde que comenzó la obra del edificio, porque no hay ningún párking», explica López.
El director del INSS y la Tesorería, Juan Carlos González Santín,  no prevé, sin embargo, grandes problemas, porque el inmueble tiene 80 plazas de garaje, hay trabajadores que viven en la zona y otros se desplazan en autobuses desde otras ciudades.
Al margen de las ventajas e invonvenientes que conllevará para los vecinos y comerciantes de Augas Férreas el traslado del INSS a la zona, la aglutinación de servicios en un mismo edificio supondrá una mayor comodidad para los usuarios, que ya no tendrán que dirigirse a varios centros.
Así, la nueva sede acoge todos los servicios de la Tesorería que se ofrecían en la Praza do Ferrol; la unidad de recaudación ejecutiva que estaba en un local alquilado en la Rúa Monforte; las oficinas del INSS de la Praza da Liberdade y los servicios que estaban también un un local de alquiler en la Ronda da Muralla con excepción de la unidad médica, que pasará al inmueble de la Praza da Liberdade a partir del lunes, ya que se están realizando unas obras, por lo que esta semana la unidad no funciona.
No obstante, seguirán abiertas las oficinas de Ramón Ferreiro, que en un futuro es probable que se trasladen al emblemático edificio de la Praza de Ferrol, ya que el objetivo del INSS es rehabilitarlo. González Santín afirmó que es una prioridad a nivel nacional pero que no se podrá abordar hasta que mejore la situación económica.
El arranque de la nueva sede fue, en palabras de Santín, aceptable dentro de la dificultad que tiene un traslado de esta magnitud. Algunos trabajadores reconocían ayer cierto «caos» ya que el sistema informático no estaba totalmente a punto, pero en general se mostraron satisfechos con las nuevas instalaciones, más espaciosas y luminosas.
La nueva sede, con tres sótanos, bajo, entreplanta y siete plantas, costó 12,5 millones y la financió la Tesorería.

El traslado del INSS lleva a Augas Férreas a 300 trabajadores y 500...
Comentarios