domingo. 07.03.2021 |
El tiempo
domingo. 07.03.2021
El tiempo

El revival de los ultramarinos

Laura Vadillo muestra el cereal a granel en su tienda de productos ecológicos (Foto: EP)
Laura Vadillo muestra el cereal a granel en su tienda de productos ecológicos (Foto: EP)

Los tiempos de vacas gordas y carros a rebosar en los grandes hipermercados han quedado atrás. Los lucenses vuelven a las tiendas de barrio. No siempre son más caras, ofrecen calidad y confianza y en ellas se compra lo necesario. Solo eso.

una ciudad es el espejo de quienes la habitan. La mayoría de los lucenses tienen hoy menos dinero que hace un lustro y eso se nota recorriendo las calles. Se han multiplicado las tiendas de arreglos de ropa y calzado, los comercios de segunda mano y los compraventa de oro salen como setas y surgen negocios nunca vistos en Lugo, como las casas de empeño. Es una transformación que se nota también en el sector de la alimentación. Con menos dinero en la cartera es más difícil dejarse llevar por los interminables estantes de las grandes superficies comerciales, pese a que tienten con agresivas -aunque no siempre reales- ofertas. Y si el presupuesto a final de mes es contado y un día solo da para tres manzanas, una cebolla y dos zanahorias, el mejor lugar a donde ir es la tienda del barrio. Está a mano y a mucha gente le resulta menos embarazoso que llegar a la caja de un supermercado con esos tres productos en el cesto. Y tiene otros elementos a su favor, como amplísimos horarios y, en muchos casos, aperturas en domingos y festivos.

Esas parecen ser algunas de las claves de que los ultramarinos y tiendas de barrio no solo estén resistiendo la crisis, sino de que incluso abran nuevos negocios con la misma filosofía. Tienda pequeña, producto de calidad -y, en la medida de lo posible, de proximidad- y generalmente trato más cercano y afable.

MOTIVACIONES
Intolerencias y desempleo

La desnaturalización de los alimentos que nos llevamos a la boca que se produjo en las últimas décadas en el mundo desarrollado parece tener mucho que ver con la aparición y el aumento de intolerancias alimentarias. Para cubrir esa nueva demanda de productos adaptados hay establecimientos que se han ido especializando, como A Tenda de Fina, en la Praza de Bretaña. 

Consiga AQUÍ la información completa

El revival de los ultramarinos
Comentarios