sábado. 12.06.2021 |
El tiempo
sábado. 12.06.2021
El tiempo

140 vecinos se quejan contra un párroco en Lugo

Una vecina, mostrando las firmas recogidas (Foto: Pepe álvez)
Una vecina, mostrando las firmas recogidas (Foto: Pepe álvez)

Muxa (parroquia de la zona rural del municipio de Lugo) está dividido en torno a su párroco. Este lunes, los detractores registraron en el Obispado de Lugo una reclamación, con unas 140 firmas, en la que solicitan que se cambie de parroquia al cura, mientras que otro grupo de vecinos ya promueve la recogida de rúbricas de apoyo. Una comisión analizará pormenorizadamente el caso, siendo el obispo el que haya de tomar la decisión definitiva.
 
Los críticos, que solicitan expresamente que no figure su nombre, señalan en el escrito que, pese a tener problemas con el cura desde prácticamente su llegada a la parroquia, hace 14 años, el "momento más desafiante" tuvo lugar hace unas semanas, cuando el retraso del párroco obligó a los familiares de un difunto a esperar en la iglesia cerrada a que "se dignara a abrila".

También se quejan de que pone trabas para dar la Primera Comunión a algunos niños, de forma que "algunos optamos por que nuestros hijos la hicieran en otras iglesias", explica una de las firmantes. En Benade, de donde son también algunos de los que apoyan la reclamación ya que el cura ejerce en ambas parroquias, recuerdan que hace ya tiempo tuvo esperando más de una hora a otra familia que celebraba un funeral.

Otra firmante de Muxa asegura que el cura la echó del templo cuando, durante una misa, no se arrodilló en el momento de la Consagración. "Me dijo que si no sabía rezar, que me fuera y no volviera. A mi primo, en esa misma misa, le dijo que no le daba la Comunión", señala.

Por su parte, el párroco, Inocencio Alfonso Dorado, explicó este lunes que no llegó tarde al funeral que citan los vecinos de Muxa, sino que fue oficiado por otro sacerdote, término que fue confirmado también por el Obispado. Respecto al de Benade, aclaró que se retrasó "un cuarto de hora y no más de una hora como dijeron", a causa de que previamente asistió a otro funeral que se atrasó.

Acerca de las primeras comuniones, puntualizó que observa "con todo rigor las normas de la diócesis, es decir, que los niños tienen que tener dos años de preparación antes de hacer la Primera Comunión" y que "en los casos a los que se refieren los vecinos no habían ido a la catequesis", mientras que respecto a la acusación de haber echado a una joven del templo por no arrodillarse señaló que era "una solemne mentira" y que "aconsejo hacerlo durante la Consagración, pero no llamé a nadie la atención por dejar de hacerlo".

Alfonso Dorado siente que no existe división en Muxa y Benade por su causa y confirma que varios vecinos se dirigieron a él para ofrecerle su apoyo. Este lunes se dirigió al Obispado con el fin de entrevistarse con el obispo y solicitarle consejo, encuentro que no se pudo producir porque el prelado se encuentra en Roncesvalles.

Por otra parte, el alcalde pedáneo de Muxa de Arriba, Juan Gómez, indicó este lunes que efectivamente un grupo de residentes de la parroquia habían expresado su intención de iniciar una campaña de recogida de firmas para demostrar el respaldo al cura.

140 vecinos se quejan contra un párroco en Lugo
Comentarios