Viernes. 21.09.2018 |
El tiempo
Viernes. 21.09.2018
El tiempo

El hogar colectivo del universitario

Las residencias de estudiantes de Lugo acogerán el próximo curso 2011-2012 alrededor de 290 alumnos, los cuales cubren más del 90% de las plazas ofertadas por los tres centros residenciales de la ciudad. Se trata de las dos residencias públicas, la Jesús Bal y Gay y el centro residencial juvenil Lug I, dependientes de la Universidad de Santiago y la Consellería de Traballo e Benestar, respectivamente; y de la residencia privada Abeiro.

De los más de cinco mil estudiantes que ocuparán las aulas del campus de Lugo el curso que viene, cerca de 300 eligirán esta modalidad de alojamiento que, además de ofrecer cama a los jóvenes, se encarga de crear comunidades de estudiantes a través de una convivencia conjunta.

Los propios residentes veteranos reconocen que ésta es «la clave» para sentirse cómodo en las residencias, «convives con mucha gente, no sólo de Galicia si no de muchas partes de España», explica uno de ellos, que añade que la vida universitaria no se hace sólo dentro de las clases de la facultad, si no que «fuera está lo mejor y es muy importante sentirse a gusto en el lugar en dónde vives».

Y es que desde los centros residenciales se trabaja duramente intentando crear «una gran familia» para contribuir a que los alumnos se lleven un grato recuerdo de su paso por la universidad. Cursos de informática y grupo teatral en la Bal y Gay, celebraciones de magosto y Navidad en el Lug I y competiciones deportivas y ciclos de cine en Abeiro son sólo algunas de las actividades lúdicas y culturales que se llevan a cabo en los complejos residenciales con la finalidad de amenizar la convivencia y fomentar los valores sociales, culturales y deportivos entre los jóvenes.

Aunque en términos generales las tres residencias de Lugo presentan grandes similitudes, sí es cierto que se diferencian enormemente en los criterios de selección de los residentes, cuestión derivada del distinto origen de los recursos financieros en cada caso.

La residencia universitaria Jesús Bal y Gay es la única del campus de Lugo que depende directamente de la USC, tras ser cedida por el Concello en 1994. Forma parte del llamado Servicio Universitario de Residencias (SUR) y ofrece régimen de alojamiento mixto a todos los miembros de la comunidad universitaria, tanto alumnos como personal investigador o docente, PAS, alumnos de doctorado y estudiantes de programas de intercambio.

Los criterios de admisión dependen, en caso del alumnado, de las calificaciones académicas conseguidas y de la renta personal disponible, fijando este último aspecto la cantidad mensual a pagar por el servicio. De este modo, las cuantías varían desde 45 a 246 euros al mes para las rentas más altas. Aunque los plazos de solicitud de admisión ya terminaron a finales de junio, la dirección del centro todavía no tiene la lista definitiva de los residentes del próximo curso, sin embargo estima que se cubrirán 80 de las 93 plazas ofertadas.

En el centro residencial juvenil Lug I, dependiente de la Consellería de Traballo y Benestar, no sólo se pueden alojar estudiantes universitarios, también aceptan a alumnos de bachillerato o ciclos formativos siempre que no superen los treinta años de edad. Para acceder a una de las 76 plazas ofertadas en el centro también se tiene en cuenta el expediente académico, así como la renta y la situación familiar, teniendo preferencia los estudiantes hijos de familias monoparentales, con los progenitores en paro o en situación de dificultad económica.

Una situación completamente diferente se presenta en el centro Abeiro, la única residencia de estudiantes privada de la ciudad. Los precios varían desde los 583 euros por una habitación doble, hasta los 684 euros por una doble de uso individual. El plazo de solicitud de admisión permanecerá abierto hasta completar las 141 plazas ofertadas, siendo el orden de presentación el criterio utilizado para la asignación.

LAS RESIDENCIAS

  • LUG IAloja a todo tipo de estudiantes. Depende de la Xunta de Galicia, oferta 76 plazas mixtas y cuatro para residentes colaboradores que, a cambio de realizar diversas tareas en el centro, tienen su estancia gratuita. La residencia no cuenta con habitaciones para discapacitados, aunque el proyecto está en marcha.
  • ABEIRO ♦ Un centro privado con 141 plazas. En un principio el centro se abrió con 231 plazas, pero actualmente oferta 141 repartidas en 64 apartamentos de dos habitaciones, cuatro de ellos habilitados para minusválidos. Aunque los residentes tienen pensión completa también disponen de una pequeña cocina en cada apartamento.
  • BAL Y GAY ♦ La residencia de la USC. Única y exclusivamente para miembros de la comunidad de la USC, la mayoría de sus habitaciones son individuales -89 de las 93 ofertadas- y hay una para personas con discapacidad. Los residentes echan de menos el servicio de cátering, pero destacan su cercanía con el campus.

ACTIVIDADES DE OCIO
La residencia Bal y Gay promueve un grupo de teatro

Residentes de Jesús Bal y Gay constituyen desde 2007 una agrupación de teatral denominada Tik Teatro. La decena de personas que componen el grupo se encargan de hacer teatro de calle caracterizado por la improvisación. Este año trabajaron la temática clown e hicieron varios montajes que representaron en la propia residencia, en las facultades o por las calles de la ciudad.

Aulas de Teatro USC

Hace casi dos décadas de la creación de las Aulas de Teatro de la Universidade de Santiago en el campus de Lugo. Desde entonces, la compañía organiza numerosas actividades a lo largo del curso académico, entre las que destacan las aulas de formación, la programación teatral anual y el Festival Internacional de Teatro.

El hogar colectivo del universitario
Comentarios