jueves. 28.05.2020 |
El tiempo
jueves. 28.05.2020
El tiempo

El gobierno local excluye a 11 policías de un curso ante el temor a un ''boicot''

PEPE8860.JPG
PEPE8860.JPG

El Concello de Lugo inicia hoy un curso de Mobilidade, Tránsito e Seguridade Vial del que el gobierno local excluyó a 11 policías locales y a otros dos funcionarios que intentaban «boicotear» la iniciativa, según reconoció ayer el concejal de Protección da Comunidade e Réxime Interior, José Rábade.

 

Los requisitos para participar en esta acción formativa, en la que se ofrecían 25 plazas, era ser mayor de 18 años, tener graduado en ESO y estar en posesión de los permisos de conducir A y B. En su momento, el gobierno local explicó que la admisión se haría por estricto orden de inscripción, pero se encontró con que entre los primeros 25 solicitantes había once policías, de los que una parte mantienen una clara actitud de enfrentamiento con el gobierno local. Se trata de varios representantes o ex representantes sindicales que han llevado el Concello al juzgado en diversas ocasiones, la última, con motivo de la reestructuración de la Policía Local. Son José Manuel Niño Pérez, Benito Martínez Muinelo, José López Reboredo, Manuel Cerdeira Cantero, Jesús Candal Rivas y Antonio Balea Rodríguez. Otros son sindicalistas también bastante significados, como José Luis Ferro, Juan Jesús Vázquez Rubinos, Jesús Santiso Fernández (los tres de CSIF), Marcos López (de AFI) y Manuel Pardo (ex ugetista). Los dos últimos no son policías pero sí funcionarios del Concello, por lo que se les excluye por incompatibilidad horaria.

 

El gobierno local decidió excluir a los once agentes porque, al ser policías, su nivel de formación en movilidad ya es superior al que se impartirá en este curso y, además, tendrían también un problema de incompatibilidad horaria.

 

No obstante, el gobierno local está convencido de que la pretensión de los agentes, al menos de parte de ellos, era «boicotear» el curso. «Se intentaban demostrar que queríamos meter a unhas persoas en concreto equivócanse, porque este curso nin sequera será requisito para futuras convocatorias de emprego», explica el concejal de Protección da Comunidade.

 

Rábade recordó que este curso se pensó preferentemente para personas que están en el paro, pues se trata de un área con bastante salida laboral y la formación puede resultar muy válida para la preparación y acceso a oposiciones a cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado así como para obtener el título de profesor de educación vial, una profesión muy demandada, indicó.

 

El concejal aclaró que esta acción formativa es independiente de la convocatoria de cuatro plazas de agentes de movilidad. El Concello ya aprobó las bases de los puestos, que de momento serán de carácter temporal. Los requisitos son ser mayor de 18 años, tener nacionalidad española o de la UE y estar en posesión de permisos de conducir A y B. El plazo para anotarse finaliza en los proximos días. Los aspirantes deberán pasar una prueba escrita, aunque también se valorarán los servicios prestados con anterioridad y los diferentes cursos de formación que hayan realizado.

 

Origen

Varios de los policías que solicitaron participar en el curso forman parte —algunos incluso lo encabezan— del grupo que desde hace tiempo está en pie de guerra contra el gobierno local. El origen del conflicto se remonta a hace varios años, cuando iniciaron protestas públicas para reclamar más dinero, y fue adquiriendo dimensiones cada vez mayores.

 

Los agentes recurren continuamente al juzgado las decisiones del gobierno, aunque a principios de verano fue la justicia quien puso en el punto de mira a los policías al iniciar una investigación sobre una presunta retirada de multas que previsiblemente se activará tras el verano.

 

Cuatro agentes protestan por el cuadro docente

Cuatro de los policías que solicitaron participar en el curso —Martínez, Reboredo, Balea y Candal— remitieron escritos al gobierno local y a la Subdelegación del Gobierno en los que piden que se les explique qué criterios se siguieron para seleccionar a los profesores del curso. «Son todas persoas dunha traxectoria recoñecida, moitas, membros de corpos e forzas de seguridade que incluso dan clase na Academia Galega de Seguridade», indicó Rábade.

 

De baja

El edil lamenta la actitud de los agentes. «Resulta curioso que ese escrito esté firmado por catro axentes, todos eles sindicalistas, dos que dous están de baixa e os outros son adalides da representación sindical durante as fins de semana», ironizó el edil, en alusión a Martínez, Reboredo, Balea y Candal.

El gobierno local excluye a 11 policías de un curso ante el temor a...
Comentarios