domingo. 12.07.2020 |
El tiempo
domingo. 12.07.2020
El tiempo

''El debate sobre las diputaciones se vincula a otra estructura local''

El socialista Ricardo Varela, que aspira a cambiar su escaño en el Parlamento gallego por otro en el Senado, matiza que el futuro de las diputaciones, sacado a debate electoral por Pérez Rubalcaba, no pasa por su supresión, sino por un debate sobre su posible papel como organismo coordinador en un nuevo marco regulador de la administración local

después de varias conyunturas electorales favorables, el secretario provincial del PSOE afronta una campaña marcada por la crisis, que siempre desgasta más a los partidos gobernantes. Ricardo Varela espera, sin embargo, mantener el 20-N los resultados cosechados en la provincia en las últimas citas ante las urnas. Uno de los factores a los que se aferra es el tirón del ministro de Fomento, José Blanco.

¿Hasta qué punto resulta un hándicap para el PSOE en esta convocatoria electoral la complicada situación económica?

Estas elecciones llegan para nosotros en un contexto complicado. Hay una crisis intensa y, lógicamente, las situaciones de dificultad suponen más carga, tienen más coste, para quienes están en el Gobierno. Tengo confianza en que la gente entienda que el Ejecutivo de Zapatero hizo lo que tenía que hacer para que este contexto de estancamiento económico no fuera a más. Estamos viendo en Europa ejemplos de gobiernos que no asumieron sus responsabilidades y llevaron a su país a una situación crítica. Creo que los electores sabrán valorar la responsabilidad del Gobierno al coger por los cuernos el toro de la crisis.

Lugo capital tiene una presencia especial en la candidatura del PSOE. ¿Responde esta estrategia a los resultados de las municipales o a que es el núcleo más poblado?.

El PSOE siempre obtuvo unos buenos resultados en el conjunto del territorio provincial en los últimas años. Tras los recientes comicios municipales, Lugo es una de las siete provincias españolas donde los socialistas mantenemos la Diputación. Tratamos de hacer unas candidaturas lo más representativas desde el punto de vista territorial, sectorial y paritario. Contamos con candidatos con experiencia, que dieron respuesta durante estos años a los problemas de nuestra provincia. La presencia de José Blanco, ministro de Fomento, al frente de nuestra lista al Congreso es un activo con el que resulta difícil competir.

Pérez Rubalcaba propuso la supresión de las diputaciones, ¿cómo ven esa iniciativa los socialistas lucenses, que gobiernan la de Lugo?

La propuesta efectuada por nuestro candidato a la presidencia del Gobierno se enmarca dentro de una iniciativa de cambios en la estructura de la administración local, que afecta tanto a los ayuntamientos como a la propia Diputación. Más que sobre la supresión de estas instituciones, lo que se abre es un debate sobre su papel como órgano coordinador de concellos. Queda mucho trabajo por delante para ver cuáles serán los cometidos de estos organismos provinciales dentro de la nueva regulación del marco administrativo local. Ése será el momento para abordar el futuro de las diputaciones, la fusión de ayuntamientos y la creación de mancomunidades de servicios.

Hablan ustedes de su compromiso con la provincia. ¿Sabrán valorar los lucenses el esfuerzo inversor de Fomento?

Ningún partido político tuvo un nivel de compromiso tan elevado con la provincia de Lugo como el PSOE durante los últimos treinta años. No solo el Gobierno de Zapatero hizo un gran esfuerzo. Hay que recordar que con Felipe González se puso en marcha la autovía del Noroeste. En esta última legislatura se hizo un esfuerzo sin precedentes para impulsar las obras de los tramos lucenses de la autovía del Cantábrico y se atendieron reivindicaciones como el nuevo puente sobre el Miño, en Lugo, y la renovación de las redes de depuración y saneamiento en la capital. Las grandes inversiones del Ministerio de Medio Ambiente también están a la vista de todos. Ningún partido hizo más por esta provincia y Pepe Blanco y el Ministerio de Fomento son el máximo exponente de ese compromiso.

Usted, que fue conselleiro de Traballo, sabe que el paro es la principal preocupación ciudadana. ¿Qué alternativas plantean los socialistas para reducir esta lacra en el futuro?

Las políticas activas de empleo son responsabilidad directa de la Xunta, al igual que la formación o las relaciones laborales. Lamentablemente, por cada parado que hay en España se producen dos en Galicia. Ésa es la proporción que se da en los tres últimos años de Gobierno del PP en la comunidad en este periodo. El Gobierno central también tiene, indudablemente, una serie de mecanismos a su alcance, para darle un impulso al fomento del empleo. Nuestro planteamiento es destinar a este cometido fondos presupuestarios captados con la aplicación de impuestos sobre las grandes fortunas y los beneficios bancarios. Los socialistas esgrimimos otra cuestión fundamental, como es el abaratamiento de la contratación, facilitar la entrada de los trabajadores en las empresas, nunca el despido.

¿Por qué razón reiteran que el PP puede recortar las prestaciones por desempleo?

Ya lo intentó José María Aznar, pero no pudo porque se encontró con una respuesta contundente por parte de la sociedad, pero este planteamiento forma parte de la hoja de ruta del PP. Una medida de este tipo tendría efectos tremendos. Solo en la provincia de Lugo, donde tenemos una tasa de paro alta, pero inferior a la media española, hay 16.000 personas que reciben esta prestación social. Mientras que permanezcan las dificultades debe permanecer la solidaridad con quienes sufren estas dificultades.

Reformas parlamentarias
«Es inevitable que el Senado sea cuanto antes una cámara de representación territorial»

LA REFORMA del Senado es un compromiso «permanente aplazado, que hay que asumir con urgencia», según Ricardo Varela. «El Senado tiene que cobrar la fuerza que le da su papel de cámara de representación territorial, que puede ser de gran importancia en un país tan descentralizado como el nuestro. Están puestas todas las fichas para que el Senado asuma esa función y es inevitable que asuma ese papel cuánto antes», asegura el candidato socialista por Lugo.

¿Es el PSOE el causante de todas las desgracias, tal como lo pinta el Partido Popular?

Lo que veo es que el PP no asume ningún tipo de responsabilidad, pese a su importante peso en la gobernación del país, al tener en sus manos el gobierno de importantes comunidades autónomas. Con su discurso catastrofista, los populars son incapaces de reconocer que España se encuentra en una situación más estable que otros países del entorno gracias a las decisiones que tuvo que tomar, y que adoptó con valentía, el Gobierno de Zapatero. Si no fuera así, hubiéramos sufrido unos daños mucho mayores por una crisis que no provocó el gobierno, pero que sí tuvo que resolver. Los populares deben asumir, al menos, las responsabilidades que les corresponden en las comunidades que gobiernan.

''El debate sobre las diputaciones se vincula a otra estructura...
Comentarios