jueves. 09.12.2021 |
El tiempo
jueves. 09.12.2021
El tiempo

El colegio médico de Lugo pide que no se reduzca personal en consultas

La vocalía de hospitales del Colegio de Médicos de Lugo alerta de la reducción de personal no facultativo prevista para las consultas externas del nuevo hospital. En un escrito —aprobado en junta directiva y remitido al presidente del Colegio de Enfermería y al gerente del Xeral— califica de «grave error» esa posibilidad y reclama que la dirección revise ese punto «con prioridad».

Los facultativos dicen no considerar «aceptable» justificar la disminución de enfermeras, auxiliares de Enfermería y administrativos presentes en las consultas en base a la implantación de la historia electrónica o a la aspiración de un hospital sin papeles.

El temor de los médicos se basa fundamentalmente en que en el Lucus Augusti acabe por reproducirse el modelo de trabajo que se impuso hace años en Atención Primaria, donde enfermeras y médicos tienen consultas separadas, de forma que es el propio facultativo el que acabó por asumir como propias tareas como llamar al paciente, ayudar a desnudar o a tumbar a aquel que lo precise o rellenar la historia clínica, por ejemplo. El presidente del colegio, Ignacio Vidal Pardo, recuerda que en consultas de Primaria entre el 40 y 50% del tiempo de trabajo de un médico se invierte en actividad no clínica y reconoce que la posibilidad de que eso mismo ocurra en Especializada preocupa al gremio en tanto en cuanto pudiera redundar en una reducción de la calidad asistencial.

Desde el Sergas se respondió ayer al comunicado de los facultativos asegurando que todavía está por determinar el número y el tipo de profesionales que ejercerán su labor en consultas externas, en función de «as cargas asistenciais e a actividade que se desenvolva en cada una».

Se recuerda que, al igual que con otras áreas, la de consultas externas cuenta con un grupo de trabajo multidisciplinar —integrado por médicos, enfermeras, administrativos y directivos— que perfilan la organización que tendrá en el nuevo hospital, no sólo a nivel de personal, sino también respecto a cuestiones como definición de agendas, de horarios, informatización de la documentación o simplificación de trámites administrativos. Respecto a los recursos humanos, se hace hincapié que ni el Sergas ni la dirección del complejo «se teñen posicionado e non se posicionarán ata non ter escoitado as deliberacións do  devandito grupo».

Pese a todo, sí se sabe que no habrá una enfermera con cada especialista, según reconoció el propio director de Enfermería del Xeral, Alfredo Moreno Alegre, en una entrevista publicada el pasado marzo. 

Seguridad: Presencia de una segunda persona
Los facultativos reclaman la presencia de una segunda persona en la consulta porque como «testigo de todo lo que ocurre en ella proporciona mayor seguridad física y jurídica tanto al médico como al propio paciente». También manifiestan su preocupación por el hecho de que la intercomunicación entre consultas —todas conectadas por una puerta interior por la que el personal de Enfermería podría pasar de una a otra—afecte a la intimidad del  paciente.

Especialidades: Arias cree que renunciar al traslado equivale a un ''desperdicio de los recursos"
La delegada territorial de la Xunta en Lugo, Raquel Arias, defendió ayer el traslado de las especialidades del centro de la Praza do Ferrol al nuevo hospital y aseguró que renunciar a
ese proyecto equivaldría a «desistir de mellorar a calidade da atención aos usuarios e asumir o desperdicio de recursos sanitarios».

Insistió en que la reorganización de servicios servirá para proporcionar una mejor atención a los pacientes y que la concentración de todas las consultas externas en el Lucus Augusti posibilitará «a comunicación interprofesional e a valoración en equipo dos casos clínicos». Además, recordó que, en el caso de la Praza do Ferrol, servirá para aumentar el número de consultas de Primaria y de facultativos, además de añadir servicios como el control de sintrom, salud bucodental, matronas y trabajo social.

Arias también criticó la «hipocresía » de la que, a su juicio, hace gala el alcalde de Lugo al defender la permanencia de las especialidades en el centro de la ciudad. «É chamativo e
incomprensible que agora lle den a volta ao calcetín e digan ao revés que cando eles gobernaban», apuntó.

De igual forma, también tachó de «incoherente» la postura del Concello, contraria a que el aparcamiento del nuevo hospital sea de pago, «cando el mesmo explota en réxime de
concesión diversos parkings subterráneos construidos en terreos municipais na cidade». Recordó que serán algo más de 600 las plazas por las que habrá que abonar y 632,
de estacionamiento exterior.

El colegio médico de Lugo pide que no se reduzca personal en consultas
Comentarios