sábado. 21.05.2022 |
El tiempo
sábado. 21.05.2022
El tiempo

El colegio de abogados duplica las altas ante la llegada de la nueva ley

Abogados lucenses en los juzgados de Armando Durán (Foto: AEP)
Abogados lucenses en los juzgados de Armando Durán (Foto: AEP)

El colegio de abogados de Lugo duplicó el pasado año la solicitud de altas por la llegada de la nueva ley de acceso a la abogacía, que entrará en vigor el próximo 31 de octubre. Tal y como explican desde el organismo lucense, a lo largo de 2010 se colegiaron un total de 40 personas, «cuando lo habitual en años anteriores eran unas 20 o 25 altas anuales». Este aumento de solicitudes continuó en el presente ejercicio y, según lo previsto, se incrementará todavía más durante los meses de septiembre y octubre.

La razón de esta avalancha de colegiaciones -que se está registrando en todo el territorio nacional- es que la nueva normativa que regula el acceso a las profesiones de abogado y procurador eleva de forma importante las exigencias para que cualquier persona licenciada en derecho pueda ejercer como letrada.

Cambios

Actualmente, el único requisito para darse de alta en un colegio de abogados es tener el título de licenciado en derecho. A partir de ahí, cualquier persona puede colegiarse en dos modalidades diferentes: como abogado, o como colegiado no ejerciente. «Los requisitos son los mismos, pero la cuantía de las tasas es diferente», aclaran.

En concreto, el colegio lucense contaba a finales de 2010 con 727 altas, de las 526 se encuadraban en el primer grupo. Estas cifras revelan que algo más del 70% de los colegiados ejercen actualmente la profesión.

Sin embargo, esta sencilla práctica tiene los días contados, ya que la nueva normativa obliga a superar un examen de capacitación profesional a todos los licenciados en derecho que quieran darse de alta en un colegio profesional. Para presentarse a este examen hay que realizar antes un curso de formación, que tendrá una duración de dos años y podrá ser organizado e impartido por universidades -bajo la denominación de máster- y escuelas de práctica jurídica.

A pesar de que a primera vista estos cambios puedan parecer demasiado drásticos, el colegio de abogados de Lugo considera que en la práctica no tendrán un impacto tan sustancial. «Actualmente, las escuelas de práctica jurídica no son obligatorias, pero lo habitual es que la gente pase por ellas. Ya no sólo para adquirir conocimientos prácticos, sino también para entrar en contacto con el mundo judicial y conocer a jueces, fiscales y otros compañeros de profesión», apuntan.

De este modo, la nueva normativa convierte en obligatoria una práctica que ya se encuentra muy extendida y además iguala el nivel de conocimientos exigido en todo el territorio nacional, ya que el examen de capacitación profesional será el mismo en todos los centros. «A partir de ahora, las escuelas de práctica jurídica tienen que tener obligatoriamente convenios con una universidad. Además, los temarios y exámenes serán los mismos para todos los centros y los títulos serán expedidos por el Ministerio de Educación y Ciencia», explican.

Tal y como recoge la propia ley en su articulado, el objetivo de estas modificaciones es «garantizar el acceso de los ciudadanos a un asesoramiento, defensa jurídica y representación técnica de calidad», aunque tampoco faltan quienes han interpretado los cambios como una limitación para el acceso a la profesión.

Excepciones

El examen de capacitación profesional se exigirá de forma general a todos los licenciados que quieran colegiarse a partir del próximo 31 de octubre. En este sentido, desde el colegio de abogados de Lugo advierten que los trámites para cursar el alta requieren un tiempo y las solicitudes se aprueban en junta, por lo recomiendan que las personas que se quieran colegiar antes de esa fecha lo hagan con un margen de tiempo prudencial. «Si se cursa la solicitud el día 29 o el 30, no será posible finalizar la tramitación antes de que entre en vigor la nueva ley», comentan.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que la normativa contempla varios supuestos en los que no se exige el título profesional que se obtiene tras aprobar el examen. Así, además de los licenciados que ya estén colegiadas en el momento de entrada en vigor de la ley, tampoco tendrán que presentarlo quienes hayan estado incorporados a algún colegio de abogados o procuradores por un plazo total de un año -tanto de forma continua como discontinua-, siempre que se colegien antes de ejercer y no hubieran cursado baja por sanción disciplinaria.

Finalmente, las personas que se hayan licenciado antes de la entrada en vigor de la ley tienen un plazo de dos años para colegiarse sin que se les exija el título profesional. «Aun así, desde el colegio de abogados de Lugo aconsejamos a esta gente que se colegie cuanto antes, ya que las cosas pueden cambiar y siempre pueden surgir diferentes interpretaciones», señalan.

Adaptación

Por el momento, quienes más se han apurado a tramitar su alta en el colegio lucense son los alumnos de la escuela de práctica jurídica -unos veinticinco entre los dos cursos-, así como los licenciados en derecho que preparan oposiciones y los que son funcionarios, ya que de este modo se aseguran la posibilidad de poder ejercer la abogacía si en algún momento futuro se lo plantean.

Esta demanda elevó considerablemente el volumen de trabajo que soporta el colegio de abogados de Lugo, que tiene todavía por delante un arduo trabajo para organizarse y adaptar la escuela de práctica jurídica a los requerimientos de una ley tan alabada como criticada.

TURNO DE OFICIO
Cuenta con 318 inscritos, el 60% de los que ejercen

Un total de 318 abogados están adscritos actualmente al turno de oficio, lo que supone el 60% de los colegiados que ejercen actualmente la profesión. Desde el colegio de abogados de Lugo valoran este porcentaje de forma positiva y afirman que es uno de los más altos de la comunidad gallega.

Tres años de profesión

Para poder acceder al turno de oficio es necesario estar colegiado y acreditar un mínimo de tres años de ejercicio de la profesión. Este requisito echa por tierra la idea de el turno de oficio está integrado únicamente por los abogados recién licenciados o que no tienen experiencia laboral.

El colegio de abogados duplica las altas ante la llegada de la...
Comentarios