miércoles. 17.07.2019 |
El tiempo
miércoles. 17.07.2019
El tiempo

El ‘bulo’ sobre las rentas antiguas inquieta al comercio

Comercio en Rúa da Raíña (Foto: AEP)
Comercio en Rúa da Raíña (Foto: AEP)

el 31 de diciembre de 2014 finalizan las rentas antiguas para los locales comerciales, y negocios de toda la vida de cascos históricos y zonas antiguas corren el riesgo de desaparecer. Es un comentario muy escuchado últimamente en todas las ciudades, también en Lugo, pero tiene poco de cierto. Existe preocupación, sí, pero, en opinión de quienes saben del asunto, bastante infundada.

Lo que sucede a finales de 2014 es que se elimina el derecho de subrogación de los contratos firmados antes de 1985, las llamadas rentas antiguas. Ese año, un decreto ley, conocido como la ley Boyer, se eliminó la prórroga obligatoria de los contratos de alquiler que existía hasta entonces. La ley de arrendamientos de 1964 dio la posibilidad de realizar subrogaciones y estas fueron modificadas en la Ley de Arrendamientos Urbanos de 1994, pudiendo hacerse solo a favor del cónyuge y de un descendiente. Y es la posibilidad de realizar estas subrogaciones lo que desaparece el 31 de diciembre del 2014. Esto no significa que los contratos se extingan, al menos no todos, ni que haya que negociar precios.

AJUSTES LOCALES
De 9.000 euros al mes de renta a 5.000 y vacío

Quienes buscan hoy en día un local comercial en Lugo siguen viendo altos los alquileres porque ganar algo más que para gastos en la actualidad no es nada fácil, pero es indiscutible que las rentas han experimentado un ajuste muy considerable. Incluso las de los mejores bajos, los situados en las calles más transitadas. En la Rúa da Raíña quedó libre no hace mucho un local muy bueno (450 metros, entrada trasera para camión de descarga y 50 metros para estacionamiento). Por él se llegaron a pagar 9.000 euros al mes. De ahí bajó a 6.000 y a 5.000 euros, pero ni aun así logró mantenerse el negocio. El bajo sigue libre.

Consiga AQUÍ la información completa

El ‘bulo’ sobre las rentas antiguas inquieta al comercio
Comentarios