El Ayuntamiento de Lugo comienza a imponer el Pepri del 97 a golpe de multas

PEPE5657.JPG
photo_camera PEPE5657.JPG

El Ayuntamiento de Lugo ha decidido ahora hacer cumplir a base de multas las normas que establecía el Pepri, en vigor desde el 97, en materia de elementos ornamentales en el casco viejo y la Ronda de la Muralla. La gran mayoría de los comerciantes, hosteleros y profesionales liberales de la calle Progreso y Santo Domingo —la zona por la que se ha comenzado a notificar— han recibido ya expedientes de reposición de la legalidad, que llevan aparejados multas: si el elemento carece de licencia pero es legalizable, la multa mínima es de 210 euros; si las normas del Pepri no permiten su legalización, la multa mínima es de 800.

Los elementos objeto de estos expedientes son muchos: los rótulos de los establecimientos, las estructuras metálicas de los escaparates, la iluminación de los mismos, los toldos y hasta las placas en los portales con los que los abogados, médicos y demás profesionales liberales anuncian sus servicios.

Desde hace semanas, la Patrulla Verde de la Policía Local se ha dedicado a fotografiar cada uno de estos elementos y a pedir las correspondientes licencias. En la gran mayoría de los casos, esto derivó en un expediente de reposición de la legalidad por parte del servicio de Infracción Urbanística del Ayuntamiento. En el mismo, se informa al interesado de que ha realizado obras sin licencia y que debe proceder a la adecuación al Pepri del elemento en cuestión, y también de que la actuación lleva aparejada una sanción. No obstante, se les comunica que "o responsable da infracción terá dereito a unha redución do 80% da multa que deba impoñerse no caso de que repoña por si mesmo a realidade física alterada antes da resolución do procedemento sancionador".

María Novo, responsable de Urbanismo del Ayuntamiento, explicó este miércoles qué significa esto: si el elemento en cuestión —sea una placa, un toldo, un rótulo o cualquier otra cosa— no tiene licencia pero es legalizable por el Pepri, el afectado tendrá que pagar la licencia y un mínimo de 210 euros de multa; pero si dicho elemento no entra dentro de las normas Pepri, deberá cambiarlo, pagar la licencia y un mínimo de 800 euros de multa. Todo esto si se hace dentro del periodo voluntario, porque si no es así las sanciones podrían ser muy superiores.

La única alternativa que les queda a los afectados es demostrar documentalmente que tenían licencia y que ésta es anterior a la aprobación del Pepri, lo cual resulta muy difícil en la mayoría los casos, sobre todo cuando se trata de cosas como una placa.

Como siempre
La responsable de Urbanismo negó que este proceso sistematizado de expedientes y multas sea algo nuevo. "La gente sabe que desde el 97 el Pepri exigía unas condiciones específicas, pero ha ido poniendo rótulos y placas sin licencia y sin respetar las normas, cometiendo infracciones graves. Como siempre, a la gente que ha infringido la norma se le sanciona", manifestó.

Novo aseguró que "me extraña mucho que esto salte ahora, porque ya hubo comunicaciones antes del verano. De hecho, algunos establecimientos de la calle Progreso ya han regularizado la situación e incluso han pedido subvenciones para ello. No es una cosa de ahora, se ha hecho siempre".

"Lo que no se puede consentir", continuó, "es que a alguien que pide una licencia y hace las cosas como debe se le exija más que a quien actúa fuera de la ley". Confirmaba así que las multas y actuaciones continuarán en toda la zona Pepri, lo que puede significar miles de expedientes y multas.

Este miércoles, la indignación entre hosteleros, comerciantes y profesionales de la calle Progreso era generalizada, además de la confusión, ya que muchos han recibido la comunicación del Ayuntamiento hace pocos días y ni siquiera sabían qué conllevaba ni qué tenían que hacer. Tampoco ayuda mucho el hecho de que Urbanismo cierre su notificación con este párrafo: "Contra dicha resolución, por tratarse de un acto de mero trámite, no procede la interposición de recurso, sin perjuicio de que pueda interponer lo que estime procedente".

Más en Lugo Ciudad
Comentarios