sábado. 06.06.2020 |
El tiempo
sábado. 06.06.2020
El tiempo

Dos tercios de los ictus llegan al Hula tras más de 9 horas de evolución

Pasillo de urgencias en el Hula (Foto: Xesús Ponte / AEP)
Pasillo de urgencias en el Hula (Foto: Xesús Ponte / AEP)

La ventana terapéutica -tiempo en el que el tratamiento frena de forma efectiva la evolución del ataque- de gran parte de los ictus es de cuatro horas y media. La inmensa mayoría de los lucenses que sufren uno llegan al hospital pasadas las nueve horas desde que se inició, según indica el neurólogo Roberto Piñeiro, que achaca ese retraso a la dificultad de muchos pacientes para identificar los síntomas.

Evidentemente, cuanto más extenso, más sencillo de reconocer o, al menos, de admitir cierta gravedad. Ante la pérdida súbita de visión o paralización de un lado del cuerpo -posibles síntomas de accidentes cerebrovasculares- se responde con un inmediato viaje a Urgencias, pero otros más leves o transitorios pasan desapercibidos en ocasiones o no se actúa ante ellos con rapidez. El doctor Piñeiro señala por ejemplo que pueden darse problemas en el habla o la visión durante quince minutos, pasados los cuales se recupera la normalidad, una especie de aviso que muchas veces se ignora.

Consiga AQUÍ la información completa

Dos tercios de los ictus llegan al Hula tras más de 9 horas de...
Comentarios