martes. 11.08.2020 |
El tiempo
martes. 11.08.2020
El tiempo

Dos alumnas de Lugo, premiadas por su esfuerzo de superación personal

La Consellería de Educación acaba de hacer públicos los nombres de los ganadores de los premios que concede al esfuerzo y superación personal para alumnos de Secundaria correspondientes al curso pasado, entre los que se encuentran los de dos estudiantes lucenses, Rosa Manuela Barbosa de Bessa y Salwa Saber Chakour. Ambas forman parte de la lista de veinte alumnos de toda Galicia que han sido reconocidos por Educación y que recibirán un ordenador portátil y un diploma acreditativo.

Rosa Manuela estudia en el IES A Nosa Señora dos Ollos Grandes de Lugo, y fue el propio centro el que la propuso para el premio. Lo mismo sucedió en el caso de Salwa, que fue propuesta por sus profesores del colegio López Suárez de O Saviñao, aunque ne la actualidad ya ha pasado a cursar estudios en el IES Daviña Rey de Monforte. Las dos comparten un característica común: la dificultad de haber conseguido una plena integración en el sistema educativo gallego en muy poco tiempo siendo originarias de culturas diferentes.

En el caso de Salwa, llegó a Escairón con su familia, de origen marroquí, hace alrededor de cuatro años. Sin embargo, y a pesar de que además cuenta con una situación familiar complicada, la joven se reveló muy pronto como una estupenda estudiante.

Cuentan sus profesores que cuando llegó al colegio la metieron en un programa de inmersión lingüística, pero que en poco más de tres meses ya se había hecho con el idioma. Sus capacidades y sus esfuerzos han continuado por el mismo camino desde entonces, lo que llevó a sus tutores a presentar su candidatura para la concesión de los premios de la Consellería de Educación.

Para Rosa Manuela el impacto no fue tan grande, ya que es originaria de Portugal y el gallego no ha supuesto tanto problema para ella, pero sí el castellano y, sobre todo, la edad: el haber nacido en enero hizo que se retrasase un año el comienzo de su escolarización en Portugal, así que cuando hace un par de años llegó a Lugo fue incluida en un curso superior al que le correspondía. Pese a todo, Rosa Manuela ha conseguido sacarlo adelante sin mayores problemas, pese a que en realidad es como si hubiera hecho dos curso en uno, y además recién llegada.

Amante de la Filosofía y la Historia, esta joven de 17 años reconoce que en lo que está más atrasada es en Inglés, algo que también achaca al sistema educativo portugués, ya que allí no empiezan a estudiarlo hasta los diez años. Disciplinada y metódica, dedica cada día más de tres horas al estudio cuando finalizan las clases.

Su actitud y su progreso fue tan evidente para todos que sus profesores, con su tutor Ramón Cando al frente, no dudaron en presentarla como ejemplo de superación personal. "Pese a todo lo que se dice, los jóvenes que estudian bien son la mayoría, aunque estaría bien que fueran todos como Rosa", asegura Cando.

Dos alumnas de Lugo, premiadas por su esfuerzo de superación personal
Comentarios