Martes. 20.11.2018 |
El tiempo
Martes. 20.11.2018
El tiempo

Dorribo crea una empresa para desviar el negocio de Nupel y saldar sus deudas

En las naves de Nupel en O Ceao ya había ayer actividad. (Foto: Xesús Ponte)
En las naves de Nupel en O Ceao ya había ayer actividad. (Foto: Xesús Ponte)

Jorge Dorribo creó una nueva sociedad, Unisystem Generic Healthcare, a través de la que pretende reconducir el negocio de Laboratorios Nupel y saldar sus deudas, debido a que esta firma va a tener más difícil operar en el mercado porque su imagen se ha visto empañada con el caso Campeón.

La empresa, que fue constituida en una notaría de A Coruña, tiene previsto establecer su domicilio social en Madrid. En su accionariado también figura Arsenio Méndez, copropietario de Laboratorios Nupel.

La entrada en escena de esta nueva sociedad es otro paso más que da Jorge Dorribo en su intento de garantizar la continuidad del símbolo de su emporio farmacéutico.

El plan de viabilidad que diseñó para reflotar Laboratorios Nupel, que está en concurso de acreedores, gira en torno a que la nueva sociedad firme un contrato con Farline del Grupo Cofares, que es la compañía de distribución farmacéutica líder en España.

Ese acuerdo le reportaría, según el informe que Jorge Dorribo entregó en el juzgado mercantil de Lugo, unos ingresos de casi 81 millones de euros en total en el quinquenio 2012-2016.

Las negociaciones para suscribir ese contrato están «muy avanzadas», siempre según sostiene el empresario imputado en la operación Campeón en el plan de viabilidad que ha presentado.

El acuerdo contempla que Laboratorios Nupel le cedería los derechos sobre registros sanitarios y principios activos que tiene. Valora esas patentes de medicamentos, productos sanitarios, biocidas y cosméticos en unos 4,7 millones de euros. Además pondría en marcha el proyecto de las unidosis -medicamentos envasados individualmente-.

A cambio, el gigante farmacéutico español, según recoge el plan de viabilidad, le garantizaría a la firma lucense unos ingresos mínimos anuales mediante el cobro de royalties en los productos que distribuiría directamente Farline. Laboratorios Nupel modificaría así su sistema de negocio.

Ese estudio detalla que la matriz del hólding de Jorge Dorribo obtendría unos ingresos de 1,1 millones de euros este año; 8 millones el próximo; 23,2 en 2014; 23,9 en 2015 y 24,6 en 2016. Descontados los gastos, prevé obtener unos beneficios, antes de impuestos, de 9,6 millones en total en ese lustro.

Acreedores

Estas cifras son las que está utilizando el empresario lucense para intentar convencer a los acreedores de Laboratorios Nupel para que firmen la propuesta de convenio que precisa para que esta firma siga adelante y no sea liquidada en el proceso concursal que tiene abierto en el juzgado mercantil.

En los últimos días, empresarios con los que tiene cuentas pendientes Dorribo han pasado por una notaría de Lugo a suscribir ese acuerdo. El plazo es hasta el 30 de marzo, día en que se celebrará la junta de acreedores que determinará el futuro de la sociedad.

Para que prospere, el empresario imputado necesita obtener el apoyo de los acreedores que sumen la mitad más uno del importe total de los créditos ordinarios que ascienden a casi 20 millones de euros. En esta categoría se incluyen las deudas a proveedores por servicios y suministros y préstamos bancarios que no lleven aparejados una hipoteca.

Esa propuesta contempla que las deudas se saldarán a lo largo de cinco años y que el importe se rebajará en un 24%. El compromiso contempla que en el mes de diciembre de cada ejercicio Laboratorios Nupel tendrá que efectuar el pago mediante transferencia bancaria. Este año no abonaría nada; el próximo el 20%; en 2014 y en 2015 el 25%, en cada ejercicio, y el último año el 30% restante.

Los créditos subordinados, que ascienden a 25,3 millones y cuyos acreedores no tienen derecho a voto en la junta, tendrán las mismas condiciones de cobro, una vez que hayan sido satisfechos los ordinarios. En esta categoría están multas u operaciones con empresas vinculadas, como es el caso de Innova Farmacéutica del Norte, en fase de liquidación, que acumula 20,9 millones.

Con los considerados como créditos con privilegio, que ascienden a casi 7,2 millones, no cabe quita, ni espera, salvo que los afectados estén dispuestos a aceptarlo. En este caso se incluyen salarios e indemnizaciones a trabajadores -solo siete del medio centenar de empleados que tenía siguen en la empresa-; minutas de los administradores concursales; préstamos con hipoteca; cotizaciones a la Seguridad Social e impuestos de la Agencia Tributaria.

CONDICIONANTES
Las patentes siguen intervenidas

El plan de viabilidad diseñado por Laboratorios Nupel no pasa solo porque la compañía de distribución farmacéutica líder en España acepte el contrato que ya le ha puesto encima de la mesa, sino que tiene otros condicionantes. Uno de ellos es que el juzgado de instrucción número tres de Lugo, que investiga la operación Campeón, tiene intervenidas las patentes. Jorge Dorribo tendrá por tanto que obtener la autorización de la magistrada Estela San José para poder disponer de esos derechos sobre registros sanitarios y principios activos.

Administradores

Dorribo tendrá que estar a expensas de otro condicionante. El contrato, de prosperar, tendrá que ser firmado por los administradores concursales nombrados por el juzgado mercantil, que han de dar su visto bueno. Y la titular de esta instancia, la magistrada Ángeles Galván, también tendrá que posicionarse.

Dorribo crea una empresa para desviar el negocio de Nupel y saldar...
Comentarios