Conservar el legado de Álvaro Gil en el Museo puede costar cerca de 3 millones

Niños de un campamento visitan la sala del Museo donde se expone la orfebrería áurea. PEPE TEJERO.
photo_camera Niños de un campamento visitan la sala del Museo donde se expone la orfebrería áurea. PEPE TEJERO.

Las conversaciones entre los herederos de Álvaro Gil y la Diputación sobre la colección de orfebrería de oro depositada en el Museo están en marcha. De momento, ninguna de las partes ha querido poner sobre la mesa una cantidad precisa, pendientes ambas de una valoración externa todavía sin realizar, pero la posición inicial de los dueños legales de las piezas permite calcular que mantenerlas en Lugo costaría a las arcas provinciales entre dos y tres millones de euros.

El problema deriva del conflicto por la propiedad de la colección del mecenas Álvaro Gil que se exhibe en el Museo, en especial la colección de orfebrería en oro que incluye piezas tan significativas como el Torques de Burela o el Carnero Alado. Los herederos siempre defendieron que era un depósito, mientras que los sucesivos responsables de la Diputación entendían que fue una donación. Este desacuerdo derivó en un largo proceso judicial que el Tribunal Supremo zanjó hace algo más de un mes, con una sentencia que daba la razón a la familia Gil y condenaba a la Diputación a devolver la colección y a pagar todas las costas procesales, además de abrir la vía a una nueva reclamación judicial por daños y perjuicios.

Consiga AQUÍ la información completa

Más en Lugo Ciudad
Comentarios