Los jardines públicos de Lugo generarán 1.100 toneladas de compost

La empresa Calfensa, que acaba de renovar el contrato de mantenimiento de los jardines de la ciudad de Lugo, ultima un proyecto para obtener fertilizante con los restos que saca de ellos: hojarasca, césped y material de poda.

El director gerente, Adalberto Álvarez, explicó que, según los cálculos realizados, se obtendrán unas 1.110 toneladas de compost al año con las aproximadamente 715 toneladas de residuos que saca de los jardines, que se mezclarán con caliza y ceniza maderera y se dejarán fermentar durante unos tres meses.

La empresa pidió licencia a la Consellería de Medio Ambiente y al Concello para llevar a cabo la actividad en una finca que posee en Santa Comba.

Álvarez explica que la idea surgió “por sentido común”. “En vez de llevar los restos a un vertedero controlado específico —Calfensa los deposita en uno cercano a Lugo— y adquirir el fertilizante a otra empresa, es más lógico que lo hagamos”.

Para ello, la empresa hizo previamente un estudio con la escuela Politécnica de Lugo para evaluar la calidad del producto. El resultado fue “una enmienda muy rica en materia orgánica y con un PH y valores de nitrógeno, fósforo y potasio muy adecuados”, indicó Álvarez.

El proceso es, además, muy sencillo: sólo se necesita una máquina para desfibrilar los restos de poda y arbustos, un cobertizo abierto para que el material fermente y unos electrodos para comprobar los niveles de PH y la temperatura, cuyos valores indicarán cuándo es necesario voltear el material.

El proyecto está presupuestado en unos 90.000 euros.

Adalberto Álvarez: ''La jardinería está en auge''
Calfensa nació en 1965 como parte de Corporación Noroeste y cambió de propiedad en 1990. Antes de ocupar la finca de Santa Comba estuvo en la Ronda do Carme y en una nave alquilada en Rábade.

En la actualidad, la principal actividad de Calfensa es la jardinería, y en segundo lugar, la rama agraria. El 70% del mercado de Calfensa está en Galicia, aunque también trabaja en Asturias, Extremadura e incluso Portugal.

Además de hidrosiembras y mantenimiento de jardines, Calfensa también se dedica a la jardinería deportiva. En la actualidad cuida varios campos artificiales en Asturias y en Galicia, en concreto, en Ortigueira y Porto do Son.

El director gerente, Adalberto Álvarez, reconoce que la jardinería “ha crecido mucho en los últimos años, pero con matices, sobre todo en el caso de los particulares.”.

En las zonas costeras existe una demanda mucho mayor que en las provincias de Lugo y Ourense, explica, algo que atribuye a varios factores, como “el clima, el poder adquisitivo y cierta cultura del paisaje”.

Más en Lugo Ciudad
Comentarios