miércoles. 27.10.2021 |
El tiempo
miércoles. 27.10.2021
El tiempo

Blanco es recibido con abucheos en su visita al San Froilán con Rubalcaba

Una imagen de la pulpada socialista en el Domingo das Mozas. (Foto: Xesús Ponte)
Una imagen de la pulpada socialista en el Domingo das Mozas. (Foto: Xesús Ponte)

Como es habitual cada año, José Blanco no eludió tampoco este su cita con el San Froilán y acudió a la tradicional pulpada socialista del Domingo das Mozas en compañía del candidato del PSOE a la presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba. Sin embargo, la acogida que solía recibir por parte de los comensales -entre curiosa y admirada- se tornó esta vez en sonoros abucheos. Decenas de personas de las que se encontraban ya en plena comida se levantaron de sus mesas y gritaron «fuera, fuera» a la entrada del ministro.

Aunque se escucharon también algunos aplausos, la corriente de rechazo fue tan evidente que pilló de sorpresa a los compañeros de Blanco que ya se encontraban sentados a la espera de que se iniciase la comida. Finalmente, el titular de Fomento acabó ocupando una esquina de la mesa, en forma de L, justo en la zona en la que una estantería ocultaba su presencia al resto de la sala.

Frente a anteriores citas, en las que el ministro era un participante más en las actividades de la mañana -desde el desfile de traje tradicional hasta la ofrenda a Rosalía- esta vez llegó justo para comer después de pasar la mañana en el mitin de Ourense en el que él y Rubalcaba apoyaron la candidatura de Laura Seara.

Su breve paseo antes de llegar a la caseta transcurrió con normalidad. Recibió y dio saludos, con el alcalde de Lugo, José López Orozco, del brazo. Sólo un par de gritos hicieron mención de la acusación realizada por el empresario Jorge Dorribo de que había cobrado comisiones y a la información, reconocida posteriormente por Blanco, de que se habían citado en una gasolinera.

Tras la amarga recepción en la caseta -donde los abucheos no se prolongaron más de dos minutos- la comida transcurrió con normalidad. Blanco presentó inicialmente un semblante serio, frente a un Rubalcaba, en apariencia, más relajado. Ninguno de los dos quiso hacer declaración alguna en Lugo.

Después de la comida, el ministro de Fomento pudo pasar un rato tranquilo en las fiestas de Lugo. Tras la marcha de Rubalcaba, sobre las cuatro de la tarde, una hora después de su llegada, Blanco dio un paseo hasta la Praza Maior para tomar un café.

Por el camino, saludó y se hizo fotos con todo aquel el que se lo pidió y hasta se compró una gorra del CD Lugo en el puesto que el equipo tiene en la Praza Maior.

Blanco es recibido con abucheos en su visita al San Froilán con...
Comentarios