Blanco dice que la autovía a Santiago queda ''blindada''

Blanco visitó las obras de la A-54 (Foto: J. Vázquez)
photo_camera Blanco visitó las obras de la A-54 (Foto: J. Vázquez)

El ministro de Fomento, José Blanco, realizó ayer una visita fugaz a las obras del tramo Nadela-Vilamoure de la autovía de Santiago en la que aprovechó para anunciar que a finales de 2012 entrarán en servicio los primeros tramos de esta infraestructura en Lugo. «A partir de esa fecha irán entrando gradualmente en funcionamiento otros tramos si se mantiene el ritmo de ejecución y de inversión con el que estamos trabajando», comentó el ministro, quien añadió que la A-54, que acumula años de retraso desde su diseño, «queda encauzada y blindada ante toda eventualidad futura».

Blanco explicó que la autovía que unirá Lugo con Santiago ya tiene licitados los últimos tramos entre Palas de Rei, Melide y Arzúa desde el mes de agosto, «y serán adjudicados en el mes de octubre», comentó. El ministro, que estuvo acompañado por el alcalde José López Orozco; el presidente de la Diputación, José Ramón Gómez Besteiro, y el delegado del Gobierno en Galicia, Miguel Cortizo, entre otras autoridades, mostró su satisfacción por la marcha de las obras de esta infraestructura. «Después de superar dificultades con expropiaciones y la aparición de un castro, ahora la autovía ha cogido velocidad de crucero y, por lo tanto, quería estar aquí haciendo la visita a las obras para ratificar el compromiso con una obra muy importante para la vertebración de Galicia», señaló.

Además, el responsable de Fomento también se felicitó como lucense de la previsión de apertura de tramos de esta autovía y declaró que le permitirá «llegar más pronto a Palas, que es un pueblo al que le tengo mucho aprecio».

El tramo visitado ayer por el ministro tiene un presupuesto de 80 millones de euros y una extensión de 7 kilómetros. Además, las obras incluyen la construcción de un nuevo viaducto sobre el Miño y un ramal de conexión con la ciudad con características de autovía, de 4 kilómetros de longitud y que discurrirá desde Vilamoure.

En el acto estuvieron presentes concejales del PP, aunque los del BNG renunciaron a acudir. El responsable local de la formación nacionalista, Xosé Lois Devesa, criticó en una nota de prensa que Blanco «veña a ver o comezo dunha obra que xa debía estar rematada».

El día 16 se firma un convenio para impulsar nuevas infraestructuras

José Blanco visitará de nuevo la ciudad el viernes 16 para firmar un acuerdo con el Concello para la construcción de nuevas infraestructuras y para consolidar el convenio de rehabilitación del puente romano. «De la misma forma que en 2004 hicimos un acuerdo para impulsar obras como los accesos a Nadela, el nuevo puente o rehabilitar la carretera vieja de Santiago, ahora firmaremos otro acuerdo para seguir avanzando en conexiones importantes», dijo el ministro.

Más en Lugo Ciudad
Comentarios