Bao asegura que el Concello ''non vai cumprir nin unha coma da reforma laboral''

Antón Bao. (Foto: AEP)
photo_camera Antón Bao. (Foto: AEP)

«O Concello non vai cumprir nin unha coma da reforma laboral», declaró con contundencia el primer teniente de alcalde lucense, el nacionalista Antón Bao, durante la presentación de una iniciativa que su grupo llevará al próximo pleno municipal y en la que pide la derogación de esta norma. Bao, que además llamó al resto de corporaciones locales a sumarse a este acto de «insubmisión», considera que este proyecto «fomenta o despido libre e vén cargar nas costas dos traballadores o fracaso dun modelo económico».

El concejal nacionalista considera que la reforma laboral «non vai xerar estabilidade nin crear emprego, como xa recoñeu o propio Goberno», pero agregó que «socava gravemente as bases nas que se asentaban as relacións laborais, limitando os dereitos e capacidade de negociación dos traballadores». Antón Bao cree que el proyecto del Gobierno de Rajoy «serve aos que máis teñen, aos grandes empresarios», y considera que en ciudades como Lugo, donde abundan las pequeñas y medianas empresas, no va a tener repercusión en la generación de empleo. «O único efecto que vai ter é o de acabar con décadas de traballo a prol dos dereitos laborais», señaló.

El edil explicó que la iniciativa que llevarán a pleno plantea instar al Gobierno central a «que se inclúan estímulos reais para a economía, porque o problema está en que non se fomenta a productividade nin se facilita o crédito».

Por otra parte, Antón Bao criticó el último plan aprobado por el Gobierno de Rajoy para financiar a través de créditos los pagos a proveedores de las administraciones locales y que obliga a los concellos a liquidar las facturas recibidas hasta el 31 de diciembre pasado. «Non é un mecanismo auténtico para dotar dun modelo de financiamento ás entidades locais, porque a débeda seguirá estando aí», señaló Bao, quien considera que además el decreto supone «unha potente arma de control do Goberno, porque van quedar nas máns do Ministerio de Economía as contas dos concellos».

El Ayuntamiento ya ha dado los primeros pasos para tratar de cumplir este decreto y el interventor municipal comunicó a todos los servicios que deben remitir antes del 6 de marzo todas las facturas registradas hasta final de año, debidamente conformadas y, en caso contrario, con una relación detallada de las pendientes de tramitación, junto con un informe en el que se recojan las causas que impidan su aprobación.

Sanidad y mujer

El grupo nacionalista también hizo público ayer su apoyo a la plataforma SOS Galicia en defensa de la sanidad pública y la concejala Paz Abraira animó a los lucenses a firmar la iniciativa legislativa popular contra los recortes en materia sanitaria. Además, la edil anunció que planteará en el foro de igualdad y en el pleno el rechazo al cambio en la ley del aborto, al considerar que podría socavar los derechos de las mujeres. Además, el BNG plantea instar a la Xunta que apoye el mantenimiento de esta norma.

PAZ ABRAIRA
«O BNG ten clarísima a postura no PXOM; igual o PP non»

La concejala de infraestructuras, Paz Abraira, aseguró ayer que el BNG «ten clarísimo» que rechaza el Plan Xeral de Ordenación Municipal, en respuesta a unas declaraciones de los populares en las que acusaba a los nacionalistas de ambigüedad frente al PXOM. «Igual o PP pretende cambiar agora a súa postura», señaló Abraira, quien añadió que «o 5% do plan xeral que falta por aprobar non cambia os males do 95% xa aprobado».

La edil insiste en que en el pacto de gobierno su grupo tiene libertad de voto en temas urbanísticos y que por ello no apoyará «un plan xeral aprobado polo PSOE e o PP».

Más en Lugo Ciudad
Comentarios