Aprendiendo a pararse y a sentir la vida

Parecen mundos contrarios pero dicen que los extremos se tocan. Aurora García-Boente Carro no requiere mucha presentación ya que su primer apellido lo dice todo. Arquitecta e hija y hermana de arquitectos, Aurora trabajó durante veinte años en el despacho familiar, al que se incorporó tan pronto como terminó la carrera y desde donde llegó a sentir el estrés de viajar tres veces al mes por varios países europeos coordinando el proyecto Pagus de la UE, dedicado a la rehabilitación de cascos históricos.

Fue feliz como arquitecta, carrera que define como «una pasión» pero la crisis económica se interpuso en su camino.

"Lo dejé, me di de baja incluso en el Colegio de Arquitectos y decidí cambiar mi vida. Aproveché la crisis que afectaba a la construcción como una oportunidad de cambio. La crisis se hacía muy larga y estaba incómoda. Un día decidí que no aguantaba más. Solo estuve una semana diciéndome a mí misma: '¿Y ahora qué?'. A la semana siguiente, ya lo sabía y acabé montando esto, El Centro Habitado", cuenta.

El Centro Habitado reúne, en un dúplex acondicionado de la Rúa da Raíña, un montón de terapias y actividades relacionadas con el bienestar integral.

Consiga AQUÍ la información completa

Más en Lugo Ciudad
Comentarios