jueves. 20.02.2020 |
El tiempo
jueves. 20.02.2020
El tiempo

''Al fin miran por nosotras, que nos tenían muy abandonadas''

Solo lleva encima la llave de la mitad de las casas en las que trabaja y, pese a todo, presenta un llavero digno de un sereno. Amelia Nunes limpia y cuida de 12 domicilios diferentes, la mayoría solo durante unas horas a la semana. Desde hace ocho años, cuando se separó de su marido, abona por su cuenta la Seguridad Social y ahora se muestra francamente satisfecha de cotizar por todas las horas que trabaja.

«Creo que es una gran noticia. Es mejor para todos, los jefes pueden estar más tranquilos y nosotras también. Al fin miran algo por nosotras, que nos tenían muy abandonadas», dice.

Se reconoce tranquila porque gran parte de las personas que la emplean ya han confirmado su intención de darle de alta en la Seguridad Social. Con otros todavía no lo ha hablado, aunque cree que accederán. Sin embargo, reconoce que no todo el mundo correrá la misma suerte.

«Creo que en esas casas a las que alguna empleada va solo una hora a la semana, para planchar, por ejemplo, a lo mejor no les va a compensar pagar a la Seguridad Social», admite.

Pese a todo, es optimista. «Quizás no vaya a crear mucho empleo, pero, en las casas que realmente necesitan de ti, no les va a importar pagarte el seguro», dice poniendo como ejemplo algunas de las familias para las que trabaja, gente trabajadora con niños pequeños o parejas de ancianos que no se manejan para hacer las tareas del hogar.

Piensa, además, que el país necesita ahora incrementar su base de cotizantes y esta medida lo favorecerá. «A alguna gente le parecerá mal lo que voy a decir, pero es la verdad. Ahora mismo hay gente cobrando bajas como empleada del hogar sin haberlo sido nunca. Gente que le pidió a alguna amiga suya que le justificara el trabajo, se pagó ella el seguro y ahora está de baja sin haber trabajado nada. O personas que no quieren que les paguen el seguro, aunque se lo hayan ofrecido, porque así pueden seguir cobrando alguna ayuda. Yo creo que si yo pongo un granito, otro, otro granito más... nos irá mucho mejor a todos», dice.

La posibilidad de cobrar por baja a partir del cuarto día y no del 29 es algo que también valora Amelia, cuya única baja, hace 5 años, fue de un mes, de forma que no llegó a ver un duro.

''Al fin miran por nosotras, que nos tenían muy abandonadas''
Comentarios