Detectados 584 kilómetros de carreteras estatales en Lugo con riesgo de accidente

Un total de 584 kilómetros de las carreteras estatales en Lugo presentan riesgo de accidente, tal y como se desprende del Informe Race de Evaluación de Carreteras del Estado correspondiente al pasado año 2009. Los datos del estudio revelan asimismo que los puntos de riesgo detectados en dichos viales —un total de treinta y dos— se concentran únicamente en ocho carreteras, aunque no se localizó ninguno considerado de alta peligrosidad o punto negro.

En concreto, los conductores que circulen por la provincia lucense deberán extremar las precauciones en las carreteras N-540, N-547, N-640, N-VI, N-120, N-634, N-642 y A-6, donde se ubican los puntos más complicados. Estos tramos —siete de nivel de riesgo medio-alto, doce de nivel medio, once de bajo-medio, y dos de nivel bajo— discurren por los términos municipales de Lugo, Guntín, Taboada, Chantada, A Pobra do Brollón, Quiroga, Palas de Rei, Monterroso, Abadín, Meira, Vilalba, Rábade, Becerreá, Baralla, As Nogais, A Pontenova, Cervo y Ribadeo.

Intensidad
La mayoría de los de los tramos peligrosos de la provincia de Lugo se encuadran dentro de los índices más bajos de riesgo, con el 40% del total, mientras que un 38% de las zonas conflictivas presentan riesgo medio, y un 22%, medio-alto. Por otra parte, de los 955 tramos calificados como puntos negros por el Race a nivel nacional —que suman 384 kilómetros— no hay ninguno en la provincia lucense.

En este aspecto, si se comparan los datos de 2009 con los del año anterior se observa que el número de tramos con peligro de accidente se mantiene constante, un total de 32 en los dos periodos, aunque se ha producido un cambio de tendencia en cuanto a la peligrosidad, que ha disminuido.

Así, la mayor parte de los tramos conflictivos de Lugo se situaba en 2008 en la franja de riesgo medio, con el 44% del total, frente a un 28% de riesgo bajo y un porcentaje idéntico de riesgo medio-alto.

Territorio nacional
El último informe del Real Automóvil Club de España señala igualmente que un total de 119 tramos de la Red de Carreteras del Estado —que suman 1.807 kilómetros, el 12,5% de su extensión total— son peligrosos y presentan un riesgo elevado de accidente. De todos ellos, veinticinco son considerados de especial peligrosidad y se corresponden por tanto con los denominados puntos negros.

Por el contrario, el 65,7 por ciento de los tramos presenta un riesgo medio o bajo, según el informe, que fue realizado en carreteras con una intensidad de circulación superior a los 2.000 vehículos al día.

Las cifras del referido estudio —recogidas dentro del programa europeo de evaluación del riesgo en la carretera (EuroRAP) entre los años2006 y 2008— se distribuyen entre autopistas y carreteras ordinarias y preferentes, y analizan la peligrosidad de las vías teniendo en cuenta la evaluación de los siniestros, su gravedad y su relación con las características de la vía.

A modo de conclusión, el informe apunta sin embargo que para conseguir reducir el nivel de riesgo a la mitad a lo largo del presente año 2010 es fundamental actuar directamente sobre los tramos negros, que en la mayoría de las provincias «están localizados especialmente en vías secundarias con una intensidad baja de vehículos».

Más en Lugo Ciudad
Comentarios