miércoles. 01.12.2021 |
El tiempo
miércoles. 01.12.2021
El tiempo

Una televisiva vidente juzgada por estafar a una mujer: "No durarás ni una semana"

Pepita Vilallonga, en su programa de televisión. EP
Pepita Vilallonga, en su programa de televisión. EP
La presunta víctima relató que estaba pasando por un mal momento. Una noche, escuchó un anuncio de la médium y se decidió a llamar

La televisiva vidente Pepita Vilallonga negó este martes ante el tribunal haber estafado a una mujer unos 31.400 euros por el pago de rituales mágicos y esotéricos, y alegó que no la ha visto "jamás" y que ella no presta estos servicios.

El juicio contra la mujer y otros dos imputados comenzó en la Audiencia de Barcelona y para ella pide la acusación particular ocho años de prisión.

Los hechos que ahora se juzgan se remontan a noviembre de 2016, cuando la presunta víctima, R.P., acudió a un despacho esotérico de la calle Mallorca de Barcelona vinculado a Villalonga y acabó desembolsando, según la denunciante, tres importes de 4.400, 10.000 y, finalmente, 17.000 euros para que le quitaran un "mal de ojo" y el riesgo de muerte que le habían augurado los acusados y que pesaba sobre ella.

Durante el juicio, la vidente aseguró que "nunca", "jamás" vio a la presunta víctima –una persona que padecía depresión y, por tanto, era vulnerable–, y que el día que esta contactó y se personó en la tienda de esoterismo estaba en el notario: "Es imposible" que la conociera, insistió, según informa Efe. Argumentó que "rara vez" realiza los servicios que se prestan en este local, puesto que se centra en los programas de televisión y la publicidad.

La presunta víctima, por su parte, relató que en aquella época se encontraba pasando por un mal momento, un "agujero negro". Estaba embargada y necesitaba vender un piso para solucionar un conflicto con su exmarido. Una noche, escuchó un anuncio de la médium y se decidió a llamar.

Fue entonces cuando la citaron en el consultorio de esoterismo de Vilallonga, donde la vidente le tiró las cartas en 30 segundos y le dijo: "Tienes un mal de ojo muy fuerte, tienes un muerto en la espalda. No llegas a final de semana ni tú ni tus perros".

A partir de ahí, los trabajadores del local le fueron pidiendo dinero. Incluso, se le llegó a comentar que debían llamar a un capellán del Vaticano.

Pepita Vilallonga ya fue acusada por una estafa previa. La vidente, su hijo y un empleado de su tienda de Barcelona fueron acusados ya en el año 2016 por engañar a una clienta. Ahora, la víctima no reclama que le devuelvan el dinero, sino que nadie pase por lo que ella ha sufrido.

Una televisiva vidente juzgada por estafar a una mujer: "No durarás...
Comentarios