Rodolfo Sancho visita por primera vez a su hijo en prisión: "No van a conseguir lágrimas"

El actor muestra su respeto a la justicia de Tailandia y anuncia que no realizará más declaraciones
Rodolfo Sancho, hablando con los medios ante la prisión. EFE
photo_camera Rodolfo Sancho, hablando con los medios ante la prisión. EFE

El actor español Rodolfo Sancho visitó este miércoles por primera vez a su hijo, Daniel Sancho, en la cárcel de la isla tailandesa de Samui, donde cumple prisión provisional por el asesinato de Edwin Arrieta, y dijo que respeta a la Justicia tailandesa.

Sancho llegó a la prisión de distrito de Samui alrededor de las 8.50 horas acompañado por el abogado español Marcos García Montes y permaneció dentro del centro penintenciario unas tres horas.

Daniel Sancho, de 29 años, se encuentra en la prisión de la isla de Samui desde el 7 de agosto, cuando pasó a disposición judicial tras ser detenido dos días antes en la vecina isla de Phanghan, donde se cometió el crimen, que el joven confesó ante la Policía.

Tras la visita, el actor dijo a las puertas de la prisión que lo primero que quería era "expresar condolencias y mi más sentido pésame" a la familia de Edwin Arrieta.

En línea con las declaraciones que hizo este martes a EFE, el actor quiso mostrar su respeto a la justicia de Tailandia y explicó que estaba esperando el informe de la Fiscalía, añadiendo que "hasta ese momento no podemos hacer nada mas" .

Sancho, que llegó a Tailandia el pasado domingo, afirmó que era la última vez que iba a hablar y dijo a los periodistas que esperaban fuera de la prisión que les agradecería que se fueran.

"Creen que estoy tirado por los suelos, ese no soy yo. Hay dos formas de tomarse las cosas en la vida, o como una desgracia o como un reto. No van a conseguir lágrimas", aseguró el actor de 48 años, que rechazó contestar a las preguntas que calificó como personales.

Las visitas regulares en la prisión de Samui de familiares y amigos suelen durar 15 minutos, pero Sancho pudo pasar más tiempo con su hijo este miércoles porque iba acompañado de los abogados, a los que se les da más tiempo para entrevistarse con los presos.

Tras la visita, el abogado Marcos García Montes, que ha viajado desde España con Sancho, afirmó a los periodistas que ya se ha formado un grupo de trabajo para el caso.

A pesar de que normativa obliga a que el letrado que represente a Daniel Sancho sea de nacionalidad tailandesa, García Montes explicó que es normal que un equipo desde España colabore en el proceso.

El abogado señaló que no desvelaría ningún detalle de las conversaciones con Sancho y apuntó que el objetivo de su equipo es conseguir una decisión judicial que contemple la transferencia de presos entre Tailandia y España, para que el joven pueda regresar a su país dentro de cuatro años.

Según un acuerdo entre los dos países, los presos españoles condenados en Tailandia pueden pedir un traslado a una prisión de España tras cumplir al menos cuatro años de su condena, siempre y cuando ésta no sea la pena capital.

"El objetivo nuestro, no estrategia, es una condena de prisión que sea susceptible de en cuatro años estar en España".

Tras concluir la primera ronda de visitas y diligencias en Tailandia, tanto el abogado como Sancho tienen previsto volver a España este sábado, reveló García Montes.

Silvia Bronchalo, madre de Daniel Sancho, se encentra en Samui desde el pasado 17 de agosto y ha visitado casi a diario a su hijo en la prisión de distrito de la turística isla en medio en una gran atención mediática.