Muere la princesa Ira von Fürstenberg, actriz e icono de la jet set marbellí

Participó en una treintena de películas, fue modelo, creó su propia casa de moda y diseñó joyas
Ira von Fürstenberg. ARCHIVO
photo_camera Ira von Fürstenberg. ARCHIVO

La princesa, actriz y diseñadora de joyas italiana Ira von Fürstenberg, una de las representantes de la jet set internacional en los años 60 y 70 y con una gran relación con Marbella y España, falleció este lunes en su Roma natal a los 83 años.

Era hija del príncipe alemán Tassilo Fürstenberg y de Clara Agnelli, hermana del patrón de la Fiat, Gianni Agnelli, y se casó con solo 15 años con el príncipe español Alfonso de Hohenlohe-Langenburg, fundador del Marbella Club, en Venecia en 1955, tras obtener la dispensa papal dada la corta edad de la novia. 

Tras la suntuosa boda, con una recepción de 16 días que fue un evento social de talla mundial, se establecieron en México, donde Alfonso se hizo cargo de la planta Volkswagen de la que la familia era accionista, y donde nacieron sus hijos Christoph y Hubertus

El matrimonio concluyó con una escandalosa denuncia de adulterio por parte del príncipe de Hohenlohe tras descubrir su relación con el millonario brasileño Francisco Matarazzo Pignatari, con quien se casó posteriormente en 1961 en una unión que duró tres años. 

El príncipe español retiró la denuncia de adulterio a cambio de la custodia de sus hijos, y en 1969 Ira von Fürstenberg obtuvo la anulación del primer matrimonio. Tras su divorcio de Pignatari, nunca se volvió a casar. 

Entre sus grandes amistades se contaban la actriz Audrey Hepbrum y los artistas Salvador Dali o Andy Warhol, según apunta la revista Vanity Fair en su edición italiana.

Su verdadero nombre era Virginia Carolina Theresa Pancrazia. Con poco más de 25 años, fue el productor Dino de Laurentis quien le propuso a Ira entrar en el mundo del cine. Participó en una treintena de películas y fue dirigida, entre otros, por Alberto Lattuada en Matchless (Sin rival, 1967), por Mario Bava en 5 bambole per la luna d'agosto (Cinco muñecas para la luna de agosto, 1970) y Jean Negulesco en Hello-Goodbye (1970).

"El cine siempre ha sido su gran pasión y su arrepentimiento", afirmó Pascal Vicedomini, director artístico de Capri Hollywood, que el pasado mes de octubre le entregó el premio a la carrera 'Lifetime Achievement Award' durante el Festival de Cine de esa ciudad del sur de Italia.

Luego se dedicó a la moda y la belleza, fue presidenta de Germaine Monteil y de la línea de perfumes de Valentino, además de dedicarse a las antigüedades en su tienda de Ginebra y a ser diseñadora de joyas. En 1992 fundó su propia casa de moda con una línea de ropa, accesorios y muebles para el hogar. 

Desde muy joven fue modelo para la casa Emilio Pucci y otras marcas, siendo inmortalizada por los más grandes fotógrafos, entre ellos Helmut Newton y colaboró con Diane Vreeland, periodista y editora de la revista 'Vogue'.

Durante su vida residió en Brasil, en París, Ginebra, Londres, Roma y, poco antes del covid, se había comprado una casa en Madrid. Era muy conocida por sus veranos en Marbella, donde era una asidua de la fiestas de la jet set.