Domingo. 21.01.2018 |
El tiempo
Domingo. 21.01.2018
El tiempo

Mónica Ceide: "En vez de ir a clase me quedaba cocinando para mi novio"

Mónica Ceide posa en la muralla de Lugo
Mónica Ceide posa en la muralla de Lugo
La lucense presume en Interviú de que lleva toda la vida preparándose para ser "la mujer ideal para un hombre"

La concursante lucense de Casados a primera vista, Mónica Ceide, se ha convertido en la sensación de esta edición del programa de Antena 3. En la entrevista que acompaña al polémico posado en Interviú, que le ha costado la pérdida de su cargo de coordinadora de Vox en Lugo, confiesa que empezó a estudiar Derecho junto a su novio en Santiago pero "en vez de ir a clase me quedaba haciendo la comida".

Ceide, que terminó estudiando protocolo, no terminó la carrera que había empezado ni acabó con su novio, que finalmente la dejó por otra. Una lección más para la lucense que no cesó en su empeño y lleva 30 años formándose "para ser la mejor mujer del mundo, la ideal para un hombre".

Fiel a sus convicciones, lejos de renegar del programa que le dio la fama, sigue empeñada en conquistar a su marido, Pedro Rovira. Aun así, no se quiere estancar y ya tiene preparado su nuevo proyecto: impartir charlas a mujeres para que sean buenas esposas. Mónica quiere "enseñarles a vestirse y desnudarse delante de un hombre, a ser buena en la cama y tener seguridad". 

Para Mónica Ceide, el mayor hándicap para un trabajador es la falta de creatividad a la hora de enfrentarse a un nuevo negocio, por eso su solución es "volver a la época de Franco en esas cosas que funcionaban: la peluquera que iba a tu casa, la modista...". Pensar en lo que se puede aportar a la sociedad es el consejo que la lucense da a los españoles.

Aunque su recién estrenada popularidad también le ha traído algún contratiempo en su vida profesional -la mencionada pérdida del puesto de coordinadora de Vox en Lugo-, Ceide sigue viendo la parte positiva de su paso por Casados a primera vista y su posado en Interviú. La excoordinadora de la formación de ultraderecha no quiere quedarse con la sensación de haber perdido el tiempo: "El día que me muera y San Pedro me pregunte qué es lo que he hecho yo en la vida, le diré: siéntate y escucha", dijo en la entrevista a Interviú

Sus declaraciones han suscitado numerosas críticas pero a ella no le afectan porque no le importa decir que es "machista". Al fin y al cabo, se ha pasado la vida intentando hacer "feliz a un hombre".

Mónica Ceide: "En vez de ir a clase me quedaba cocinando para mi...