Kalina de Bulgaria es acusada por conducir ebria al volante

Conducir con más de 1,2 miligramos de alcohol por litro de sangre es en Bulgaria un delito que se castiga con multas de entre 100 y 500 euros, y penas de entre uno y tres años de prisión
Kalina de Bulgaria
photo_camera Kalina de Bulgaria. EP

La princesa Kalina de Bulgaria recibió este martes una acusación de la Fiscalía del distrito búlgaro de Sámokov por conducir bajo los efectos del acohol el pasado día 19, cuando protagonizó un leve accidente en la localidad de Borovetz, a unos 70 kilómetros de la capital del país balcánico. Así lo confirmó una fuente de la citada Fiscalía al referirse al incidente que se produjo cuando Kalina de Sajonia-Coburgo-Gotha y Gómez-Acebo chocó contra una barrera de un aparcamiento, sin causar heridos.

Conducir con más de 1,2 miligramos de alcohol por litro de sangre es en Bulgaria un delito que se castiga con multas de entre 100 y 500 euros, y penas de entre uno y tres años de prisión. En las primeras pesquisas de la investigación, "se estableció" que hacia las 15.00 hora local (12.00 GMT) del 19 de agosto "la acusada K.S. conducía un coche de marca Suzuki" en el balneario de invierno de Borovetz, en el municipio de Sámokov, señaló la fuente de la Fiscalía. Añadió que la prueba de alcoholemia en el aire espirado realizada a la conductora dio un resultado de "1,5 miligramos".

En unas declaraciones telefónicas, el marido de la acusada, el explorador español Kitín Muñoz, aseguró que el leve accidente se produjo cuando ella daba marcha atrás "muy despacio" en el aparcamiento de un restaurante.

Según Muñoz, su mujer acababa de beber "una copa de vino" para acompañar un plato de comida. Kalina de Bulgaria, única hija de Simeón de Sajonia, ex primer ministro y último rey de los búlgaros, declinó hoy hacer comentarios a los periodistas que la esperaban ante el edificio de la dirección regional de la Policía en Sofía, a donde acudió para recibir la acusación formal.

Comentarios