jueves. 27.02.2020 |
El tiempo
jueves. 27.02.2020
El tiempo

"He forzado demasiado mi cuerpo pero, a nivel personal, siento que ya he ganado"

Volta alza el puño como gesto de triunfo nada más salir de la urna. DP
Volta alza el puño como gesto de triunfo nada más salir de la urna. DP
El mago pontevedrés Pedro Volta explica el enorme susto vivido en directo en Got Talent y asegura que "todo estaba bajo control"

Pedro Volta protagonizó en la noche del viernes un monumental susto en directo en el programa Got Talent que sobrecogió a toda la audiencia. El mago pontevedrés se había propuesto repetir el número de escapismo que casi le cuesta la vida hace un año en Navacerrada pero, de nuevo, se complicó el desarrollo y el temor a una desgracia volvió a planear entre los espectadores.

Sin embargo, a diferencia de lo ocurrido en noviembre de 2018, Volta asegura que el viernes "estaba todo bajo control, me había entrenado muy duro durante dos meses, había hecho el ejercicio una decena de veces de forma satisfactoria y el riesgo de sufrir un síncope, como ha ocurrido, entraba dentro de lo previsible".

Desde el Ifema, donde dirige el espectáculo Hangar 52 del mago Yunke con enorme éxito de público, Pedro Volta atiende en exclusiva a Diario de Pontevedra tras su dramática experiencia: "Es cierto que los magos, en algunos números, vamos un poco al límite. Pero esto forma parte del espectáculo".

"ARRIESGUÉ DE MÁS". Sobre lo ocurrido en el plató de Telecinco, explica que tenía la situación totalmente bajo control. "Durante dos meses entrené en la piscina del Budo, en Pontevedra, junto a expertos en apnea y conseguí un gran autocontrol de mi respiración y mi pulso cardiaco", algo fundamental en cualquier número que implique sumergirse en el agua. Sin duda, los de mayor riesgo en el mundo de la magia.

Pero la tensión del directo, el desafío de un programa tan exigente como Got Talent y las ansias por hacer el número aún más espectacular le llevaron a realizar un esfuerzo que superó su capacidad física. "Liberé sin problema el primer candado y cuando iba a por el segundo noté que aún tenía tiempo, por lo que decidí quedarme unos segundos más bajo el agua después de sonar la sirena", dice.

Esta decisión, a la postre, le provocaría un síncope y unas convulsiones que frustraron el número y obligaron a intervenir a sus ayudantes y a un equipo médico, ante los dramáticos gestos de Pedro Volta. "Fue un riesgo innecesario, forcé demasiado mi cuerpo", reconoce.

No obstante, pese a la sensación que se generó entre la audiencia, "en ningún momento mi vida corrió peligro, porque los síncopes son normales en la apnea y provocan que el cuerpo no reaccione a lo que dice la mente, pero al cabo de unos segundos, con un buen entrenamiento y relajación, todo vuelve a la normalidad".

Volta asegura que "pese a lo que pueda parecer en la tele, en todo momento fui consciente de la situación, no como en Navacerrada, cuando estuve cuatro minutos en parada cardiorrespiratoria. Ahí si que hubo peligro importante".

Fue precisamente esta traumática experiencia la que le generó un pánico escénico, por lo que a pesar de no haber completado el número, el mago pontevedrés no duda en que "yo ya he ganado, al haber sido capaz de repetirlo. No necesitaba a Got Talent sino completar un desafío personal, lo he logrado". Eso sí, garantiza que "no volveré a repetirlo nunca más".

Su experiencia corrió este sábado como la pólvora en las redes sociales, donde algunos usuarios tildaban su acción de una temeridad innecesaria. "Eso solo se puede decir desde el desconocimiento, porque estaba todo calculado", apunta tras negar tajantemente que todo estuviese preparado para ganar audiencia. "Cuando te juegas la vida bajo el agua no hay montaje posible", sostiene.

"He forzado demasiado mi cuerpo pero, a nivel personal, siento que...
Comentarios